1 de June de 2015 19:41

Maestros mexicanos inician campaña para boicotear las elecciones

Miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mientras participan en la toma de las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado mexicano de Oaxaca. Foto: Agencia EFE

Miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mientras participan en la toma de las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado mexicano de Oaxaca. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Agencia AFP

Maestros en huelga del sur de México destrozaron ayer varias oficinas electorales y robaron miles de boletas en el inicio de su campaña de protestas dirigida a boicotear los comicios locales y legislativos del próximo domingo.

El Instituto Nacional Electoral (INE), el órgano responsable de las elecciones, reconoció el lunes que esta campaña de los maestros le genera una mayor preocupación para la celebración de los comicios que posibles episodios de violencia del crimen organizado.

“Iniciamos un paro indefinido de labores para protestar en contra de la reforma educativa y un boicot a las elecciones federales del próximo 7 de junio”, declaró a la AFP Rubén Núñez, líder en Oaxaca (sur) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una corriente radical del sindicato nacional de maestros.

Este lunes, el INE indicó en un comunicado que hubo “destrucción de equipo, papelería y materiales en resguardo sin que resultara personal lesionado” en las 11 juntas distritales electorales de Oaxaca, una de las regiones más pobres y con mayor población indígena.

Los agravios mayores se cometieron en el municipio de Juchitán, donde los maestros de la CNTE quemaron más de 13.000 boletas electorales que, sin embargo, el INE advirtió que no iban a ser utilizadas el domingo porque esa casilla no se instalará.

Otras 10.000 boletas fueron robadas y el INE dijo que las volverá a imprimir.

En la ciudad de Oaxaca, a 470 km de Ciudad de México, un contingente de maestros ingresó a las instalaciones del INE y ocasionó destrozos en la sala de sesiones, donde además quemaron papelería electoral y “agredieron con empujones y amenazas a personal del instituto y periodistas”, informó a la AFP un vocero de la institución.

Además, los maestros mantenían también bloqueados los accesos de una planta de gasolina de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicada a las afueras de la ciudad de Oaxaca, informó a la AFP una fuente de ese organismo.

En un encuentro con medios internacionales este lunes, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, dijo que el organismo había decidido cerrar la mayoría de sus juntas distritales en Oaxaca tras el anuncio de los maestros de que este lunes ocuparían sedes electorales en protesta por la reforma educativa.

“Donde tenemos el principal foco de atención es Oaxaca”, reconoció el funcionario.

Las del domingo serán “las elecciones más complejas” en México, para las que serán instaladas casi 149.000 casillas en todo el país, detalló.

Un total de 85,5 millones de electores están convocados el domingo para renovar los 500 diputados federales, gobernadores de nueve de los 32 estados mexicanos y casi 900 alcaldías, entre otros cargos.

Debido a la inseguridad y a la oposición de la agresiva CNTE, los sitios “donde hemos tenido más problemas para operar es en Oaxaca y Guerrero”, prosiguió Córdova.

También en la capital mexicana marcharon por céntricas avenidas varios miles de maestros.

La CNTE se ha opuesto férreamente a la reforma educativa promulgada en 2013 debido a que contempla un sistema de evaluación de los maestros. Los docentes creen que los exámenes para obtener aumentos salariales no consideran las desventajosas circunstancias a las que se ven sometidos, por ejemplo, los maestros más alejados de las zonas urbanas.

Las protestas magisteriales ocurren a pesar de que el gobierno federal anunció el viernes la suspensión indefinida de los exámenes, un punto clave de esta reforma con la que el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) pretende enfrentar los graves problemas educativos del país.

En otros puntos del país también se registraron en las últimas semanas otro tipo de incidentes que pusieron en alerta a las autoridades electorales.

El 21 de mayo explotó una granada frente a un módulo del INE de Nuevo Laredo (Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos) que estaba cerrado, y este mismo lunes en Puebla desconocidos lanzaron un petardo que cayó frente a una oficina electoral.

Córdova insiste en que esos actos de violencia “no tienen un patrón” que demuestren que el crimen organizado tenga la intención de boicotear las elecciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)