17 de November de 2009 00:00

Los maestros asisten a una última evaluación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Sus gestos captaron la atención de los pequeños. Alzaba sus brazos, luego saltaba.  Poco a poco, el murmullo se apagó en las 35 bancas del cuarto año básico de la escuela Benjamín Carrión, en el suroeste de Guayaquil.

Frente a un colorido cartel,   Beatriz Sánchez dio su clase de lectura: Venciendo la dificultad. “Todos tenemos problemas, pero siempre hay  formas  de superar    obstáculos”, era el mensaje que daba luego de contar   la historia de un pájaro  en busca de agua.

Con ese tema, la maestra participó en la última fase de evaluación docente   del Ministerio de Educación. Sánchez contó   que en las dos oportunidades anteriores se negó a las pruebas por temor a la destitución. “Ahora estoy segura porque la UNE  llegó a un acuerdo”,  dijo la educadora, con   34 años en el Magisterio.

Ella es una de los 2 586 profesores de la  Costa, que no   asistieron   a las convocatorias de junio y julio,  y  a quienes el Ministerio dará  la última oportunidad para evaluarse, en esta semana.

Desde las 07:00, los evaluadores visitaron   varios planteles del Suburbio para  tomar las pruebas internas. En la  escuela Carmen Sucre,   cinco maestros rindieron  exámenes.  “Los padres evaluaron a los maestros y   los niños más grandes a sus profesores”, dijo   el director Víctor Soria.

En el  salón de primero de básica,   María Gómez dio su   clase demostrativa. Con globos y serpentinas   arregló los pupitres.    “La idea es desarrollar sus  habilidades de forma entretenida”. 

En otro salón, su colega María Cabrera alistaba un tema de  Ciencias Naturales. Mientras explicaba los   beneficios del agua y la falta que hace   en el país para evitar los apagones, una evaluadora llenaba la hoja de prueba.

Capacidad de interacción y métodos de enseñanza fueron  algunos parámetros.   “Estamos seguros de nuestra capacidad.   El temor era por la forma de calificación”, comentó   la educadora.

En la escuela Juan Tanca Marengo (la 20 y Venezuela), Balbina Payne descansaba después de la evaluación.    La profesora contó que desde ahora se prepara para la prueba de conocimientos específicos, planificada para  este   sábado en el colegio   Guayaquil.

Los talleres se  iniciarán el 23

De los 2 570 maestros que participaron en  la primera fase de evaluación en la Costa, el 24,36% sacó entre excelente y muy buena; el 72,88%,  buena. Y un 2,76% (71 educadores) obtuvo la calificación  insuficiente. En los dos últimos  casos, los profesores deberán tomar cursos obligatorios  de capacitación.

Cynthia Chiriboga,   del Sistema Integral del Desarrollo Profesional Educativo,   dice  que el plan de estudio es de     cuatro talleres.  El primero es Inclusión Educativa, sobre  técnicas para evitar la  discriminación en el aula. El curso dura    10  horas y se iniciará el 23. La Lectura Crítica es parte del paquete. Durante 60 horas, el maestro comprenderá el significado implícito de  lecturas complejas, además de pedagogía y didáctica.  Por último, Evaluación y Aprendizaje (30 horas),   le permitirá al educador replantearse la evaluación como herramienta de aprendizaje.

En mayo habrá una nueva evaluación.  Si  las  notas  son    deficientes por segunda vez,     serán destituidos por el Ministerio.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)