23 de septiembre de 2015 06:13

Madrid advierte: Cataluña sin España sería «financieramente inviable»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Foto: EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia DPA
Madrid

El gobierno de Mariano Rajoy sigue lanzando advertencias a Cataluña en vísperas de las elecciones del 27 de septiembre, que el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, pretende convertir en un plebiscito sobre la independencia de la región.

El Ministerio de Hacienda advirtió hoy (23 de septiembre del 2015) a través de un comunicado de que en una Cataluña fuera de España "se vendrían abajo" los puentes con los mercados y con la moneda única, el euro, lo que convertiría la región en "un país financieramente inviable". "Es evidente que Cataluña se está financiando ahora en buenas condiciones porque forma parte de España", expresó el Ministerio un día después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtiera de que un Parlamento regional no puede proclamar la independencia de un territorio parte de un Estado miembro.

Ante las recientes palabras de Artur Mas sobre la posibilidad de que Cataluña no pague la deuda contraída con España, Hacienda recordó que eso sería "un incumplimiento de la legalidad vigente" y que "no perjudicaría financieramente" al Estado español, que "tiene su acceso garantizado a los mercados", sino que se volvería "contra los intereses" de la región.

"No le conviene a los catalanes, que estarían viviendo en un país financieramente inviable y políticamente inestable, con graves consecuencias para su economía, para sus empresas y para el sostenimiento de sus políticas sociales, desde el pago de las pensiones al mantenimiento de los servicios públicos fundamentales", dijo Hacienda.

El área capitaneada por el ministro Cristóbal Montoro destacó que entre 2012 y 2015 se facilitó liquidez a Cataluña por importe de casi 50 000 millones de euros y que, en la actualidad, la deuda de la región con España asciende a más de 37 400 millones de euros, lo que supone un 18,4% de su Producto Interior Bruto (PIB) y el 56% del total de su deuda.

"El Estado (español) sostiene financieramente a Cataluña desde el año 2012, de la misma manera que lo ha hecho con otras administraciones con problemas de liquidez a las que los mercados cerraron sus puertas o pretendían cobrar unos tipos de interés muy elevados, incluso inasumibles, por concederles préstamos", expresó Hacienda.

Las palabras del ministerio llegan después de que otras entidades públicas y privadas esbozaran estos días los posibles "riesgos" económicos y financieros en una hipotética Cataluña independiente.

Entre ellas, la banca española, las principales patronales del país, el Banco de España y el responsable del Sistema de Seguridad Social. Hoy, el gobernador del Banco de España, José María Linde, matizó sus palabras del lunes, cuando advirtió de un posible "corralito" en Cataluña si se produce una declaración unilateral de independencia. "Es altamente improbable" y "casi imposible", puntualizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)