23 de noviembre de 2015 15:37

Macri prepara contrarreloj la transición, preocupado por la economía

Mauricio Macri (centro) habló sobre el posoble manejo que hará en su gestión, en una rueda de prensa acompañado por su jefe de campaña Marcos Peña y la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal. Foto: AFP

Mauricio Macri (centro) habló sobre el posoble manejo que hará en su gestión, en una rueda de prensa acompañado por su jefe de campaña Marcos Peña y la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia DPA

El presidente electo Mauricio Macri dispone de apenas diez días hábiles para preparar la transición y definir su gabinete a tiempo para asumir el poder el próximo 10 de diciembre en la Argentina, sin saber si podrá en ese lapso conocer los verdaderos números de la economía.

"Tenemos poco tiempo, les pido paciencia. Lo razonable sería tener tres meses", advirtió hoy 23 de noviembre del 2015 Macri cuando fue consultado sobre los detalles de su próximo equipo de gobierno.

Hasta el día de la asunción presidencial Argentina contará con dos fines de semana largos, con tres días feriados. El presidente electo por el frente opositor Cambiemos expresó su urgencia por conocer "los verdaderos números de la economía". Argentina no cuenta con estadísticas fiables desde inicios de 2007, cuando el entonces presidente Néstor Kirchner (2003-2007) intervino el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), al tiempo que Macri -al igual que consultoras privadas- desconfía de las cifras que difunde el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

"Seguimos sin saber de cuánto son las reservas (de divisas). El Banco Central tomó una medida el fin de semana (la reducción de la proporción de inversiones en dólares que pueden tener los bancos en su patrimonio) que sorprendió a todo el mundo, lo que demuestra que hay un problema con las reservas. Y hay un problema con la inflación. Cuando sepamos cómo es la situación de las cuentas públicas, les voy a decir cuál es la real situación, pero ese nivel de información todavía no lo tenemos", aclaró el líder del partido de centroderecha PRO.

"El gran problema que tiene la Argentina es que hace cuatro años que no crece y hay que poner el país en marcha. Para eso tenemos que corregir las cosas que se venían haciendo mal. El cepo (a las operaciones con moneda extranjera) es un error, el no tener información ni acceso a estadística, el no tener un Banco Central independiente", enumeró. Macri anticipó de todas formas que no tendrá un ministro de Economía sino un gabinete económico con seis ministros para los rubros de Hacienda, Finanzas, Energía, Producción, Transporte y Agricultura, Ganadería y Pesca.

Mauricio Macri manifestó que esperará a revisar la economía del país para  evaluar el panorama de Argentina. Foto: AFP

La alianza que conduce tiene asimismo el desafío de armar tres gabinetes distintos para el gobierno nacional, el de la ciudad de Buenos Aires y el de la provincia de Buenos Aires. El alcalde saliente de la capital consideró que "armar equipos es un triple desafío". "Pero vamos a llamar a los mejores. Se sorprenderán con gente que no estaba en política antes, queremos que los más capaces nos acompañen", señaló.

El PRO estaría reclutando ejecutivos de empresas y bancos importantes, además de convocar a colaboradores de su agrupación política, indicaron fuentes cercanas al partido. Macri también podría apelar a integrantes de sus socios políticos en Cambiemos, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica, entre ellos. El presidente de la UCR, el senador Ernesto Sanz, anunció hoy sin embargo que se retirará de la política y renunciará a todos los cargos, incluido el ofrecimiento que le había hecho el presidente electo para ocupar el Ministerio de Justicia.

El principal desafío de Macri será gestar un pacto de gobernabilidad con la oposición para implementar las medidas que proponga su gestión, ya que Cambiemos no tendrá mayorías propias en ninguna de las dos cámaras del Congreso nacional.

En cambio, el Frente para la Victoria (FpV) kirchnerista contará con quórum propio en el Senado y será la primera minoría en Diputados. La escasa ventaja con que se impuso Macri en la segunda vuelta, de apenas 2,8 puntos de ventaja sobre el peronista Scioli, "no refleja un país partido en dos", advirtió el jefe de campaña de Macri, Marcos Peña.

"Creemos que hay un nivel de acuerdo bastante alto respecto al desafío de la Argentina que viene y es la base para construir una agenda de gobernabilidad", sostuvo Peña, quien apuntó a la "vocación del gobierno nacional y de los gobiernos provinciales" por un entendimiento.

Macri deseó hoy tener "un buen diálogo en el Congreso" con el peronismo. "Vamos a recorrer y sumar acuerdos que nos van a dar un comienzo de gobierno con otra dinámica y otra estabilidad, lo que no significa que ellos integren el equipo de gobierno, van a ser parte de la oposición", sostuvo. Desde diversos sectores del peronismo, incluido el FpV, advirtieron que buscarán posicionarse como una oposición fuerte. "Siempre vamos a estar al pie del cañón, defendiendo los derechos de los otros y preparándonos para volver a gobernar", señaló el jefe del Gabinete nacional, Aníbal Fernández.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)