16 de marzo de 2016 10:20

Macri logra aprobación para el pago de los 'fondos buitre'

Mauricio Macri logró que el Senado aprobara el pago de Argentina a los 'fondos buitre' para evitar el default. Foto: EFE

Mauricio Macri logró que el Senado aprobara el pago de Argentina a los 'fondos buitre' para evitar el default. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El gobierno de Mauricio Macri logró este miércoles 16 de marzo del 2016 su primer triunfo legislativo, luego que la Cámara de Diputados aprobó la ley que permitirá sellar el acuerdo con acreedores de deuda en default, de manera que Argentina vuelva al mercado internacional después de 15 años.

Este mismo miércoles empieza el análisis del proyecto de ley en comisiones del Senado, donde es mayoría la oposición kirchnerista que se opuso al acuerdo para pagar USD 4 653 millones suscrito por Argentina con los fondos NML Capital y Aurelius, entre otros.

Con el apoyo de opositores moderados, el acuerdo del gobierno de Macri obtuvo 165 votos a favor, 86 en contra y ninguna abstención en una sesión de casi 20 horas de tensos debates.

“Por supuesto que este acuerdo no es lo ideal ni lo deseable”, pero se hicieron cambios que merecen el apoyo, dijo en el cierre Mario Negri, diputado de la Unión Cívica Radical (UCR), de la alianza de centroderecha Cambiemos de Macri.

El proyecto de ley deroga las leyes Cerrojo y Pago Soberano -a pedido de la justicia en Nueva York- y autoriza a emitir deuda por USD 12 000 millones, la mayor emisión de un país en desarrollo desde 1996, para pagar en efectivo a los holdouts que demandaron a Argentina en Estados Unidos.

Mientras sesionaba la cámara en Buenos Aires, el juez Thomas Griesa emitió el martes en Nueva York una orden que da luz verde al mecanismo de pago de Argentina a los fondos especulativos para saldar el litigio por la deuda en 'default' y evitar posibles embargos de otros acreedores.

El 14 de abril es la fecha límite que fijó Griesa para el pago a los fondos que el mercado denomina 'buitres' por comprar bonos a precio vil de países en quiebra como Argentina en 2001.

El bloque integrado por el Frente para la Victoria, de la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015), y otros partidos de izquierda votaron en contra.

Texto del acuerdo

La ley fue aprobada de manera general pero aún restaban las votaciones de los artículos modificados. Uno de los cambios más relevantes, según subrayó el diputado Negri, fue fijar un tope de endeudamiento de USD 12 000 millones, cuando la propuesta original era de 15 000 millones.

La emisión de bonos es para pagar a los fondos buitre y otros holdouts que demandaron a la Argentina que son parte del 7% de los bonistas que no entraron en los canjes de deuda de 2005 y 2010.

Las leyes Cerrojo y de Pago Soberano -cuya derogación pidió Griesa para levantar órdenes contra Argentina, como el bloqueo de USD 539 millones en un banco de Nueva York para pagar al 93% de bonistas adherentes al canje- impiden ofrecer cualquier mejora a un acreedor sin extenderla a los demás.

El acuerdo implica una quita de entre el 25 y 30% respecto del monto determinado por Griesa.

Por pedido de la oposición, también se reformuló un artículo que deja supeditado el acuerdo a un fallo de la justicia de Nueva York que levante las medidas cautelares dictadas contra el país.

Macri duro y otro 'K' en el horizonte

Macri encontró aliados en peronistas desprendidos del bloque mayoritario de la expresidenta Kirchner. Pero el tablero de alianzas tembló al conocerse la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York de aplazar para el 4 de abril el levantamiento de las órdenes contra Argentina.

Griesa había admitido levantar el bloqueo a los pagos a acreedores que aceptaron los canjes de 2005 y 2010. Pero la Corte dejó en suspenso la medida, lo que hizo dudar a los aliados de Macri de la efectividad de aprobar el acuerdo.

Ante este escenario movedizo el mandatario advirtió que sin este acuerdo Argentina caería “en la hiperinflación o el ajuste”, palabras que impactaron en la opinión pública cuando la escalada de precios en los primeros meses del año supera el 8%.

Entre los oradores que sorprendieron en el hemiciclo destacó Máximo Kirchner, hijo de los expresidentes argentinos Néstor y Cristina Kirchner y diputado por la provincia patagónica de Santa Cruz.

Dejó de lado el tono confrontativo que reina en los debates políticos argentinos y tuvo palabras de conciliación hacia el macrismo al defender su postura contra el acuerdo.

“La negativa a acompañar este proyecto no se trata de una postura, no es un 'patria o buitres', es algo más profundo. Entendemos que es un error, creo que lo que estamos pidiendo es que vayan y negocien mejor. No cedan tan fácil a la extorsión”, pidió.

El gobierno de Macri apura el sello definitivo del Senado con la esperanza puesta en que Argentina vuelva al mercado internacional después de 15 años, con arribo de inversiones y reactivación económica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)