14 de March de 2010 00:00

Luto por el crimen de Rosa Figueroa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Manta
[email protected]

En  Puerto López hay consternación por la muerte de   Rosa  Figueroa Mendoza, de 47 años.

Ella   emigró hace 15 años a  Venezuela y ayer se conoció, por medio de un familiar,  que su  cadáver fue hallado por las autoridades de ese país.

Estaba en medio de matorrales en el poblado de Valencia; a solo  cuatro cuadras de la hostería donde la manabita trabajaba y también residía. 

“Ella  fue   violada y luego  estrangulada. Los compañeros del trabajo la encontraron y dijeron que se sorprendieron al ver el cuerpo”, contó ayer desde Manabí su hermano,   Carlos Figueroa. “Eran las 09:00 del 13 de marzo, la Policía llegó al sitio donde fue abandonado el cuerpo y ofrecieron recabar las pistas necesarias para detener a los responsables”.

Rosa Figueroa dejó tres hijos en la orfandad; dos hombres de  24  y 18  años y una mujer de 22 años. Su tío (Carlos) afirmó  que la familia es de escasos recursos y que no cuenta con el dinero para repatriar el cuerpo.  “Hemos solicitado ayuda a la Secretaria Nacional del Migrante (Senami) y por suerte la respuesta fue inmediata”.

Nos han solicitado, agregó,  el acta de defunción para iniciar los trámites. “Nos será imposible viajar a Venezuela. La  ayuda de la Senami nos cayó del cielo porque  a veces no tenemos ni para  comer, nuestra situación es muy difícil”, señaló.

Ayer los hijos de la emigrante manabita  viajaron a Guayaquil para insistir ante las autoridades y concretar la repatriación. Aseguraron que sus restos serán velados en Puerto López, donde su madre vivió la mayor parte de su vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)