26 de July de 2009 00:00

Luna de miel soñada en destinos paradisíacos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Para que la pareja de recién casados inicie con pie derecho su nueva vida, nada mejor que disfrutar de una luna de miel como sacada de las revistas de la farándula internacional.



TeNGA EN CUeNTA
Presupuesto Antes que nada tiene que hacer cuentas de lo que dispone. Básicamente, el destino que elija muchas veces dependerá de este factor.
Requisitos La necesidad de visa o  pasaporte. Por ejemplo, para un crucero no se necesita la visa norteamericana. En cambio para Europa o Estados Unidos, los papeles son más difíciles de obtener.Ana Cristina López de la agencia de viajes Ecuadorian Tours, nos cuenta que entre los destinos más solicitados por sus clientes están Curazao y República Dominicana. Sin embargo, otros destinos turísticos muy apreciados son Panamá, México, el Caribe y Colombia y Perú. Esto sucede porque viajar a estos países resulta más asequible que viajar a la vieja,  señorial y costosa Europa.

Es importante que la pareja haga un presupuesto detallado para el viaje, porque a pesar que ahora se ofrecen paquetes con “todo incluido” siempre se necesita algo de dinero para los gastos extras como recuerdos e imprevistos.

Por ejemplo, en un viaje programado se incluyen bebidas y ‘snacks’ dentro del hotel asignado, pero si la pareja quiere salir por la noche a una discoteca afuera del hotel, o a cualquier otro lugar que no esté incluido, va a tener que pagar aparte. Además, siempre está el gasto de las propinas. 

Para viajar a República Dominicana, Ana Cristina  estima un cálculo inicial de UDS 700 por cada uno, a este valor se le  suma los impuestos que ascienden a USD 200, más unos  400 para gastos. Es decir, un total de USD 2 000. En cambio, viajar a Curazao, siguiendo este procedimiento puede llegar a  UDD 2 200. Viajar en un tour  tiene  ventajas y desventajas.

Entre lo positivo se puede considerar que el precio es más bajo que en un viaje que no sea programado en el cual el costo fácilmente se puede duplicar. Sin embargo, en este tipo de viajes no programados la ventaja más apreciable es que no existe un itinerario al cual la pareja debe sujetarse, sino que podrán visitar cualquier zona o lugar turístico del país que ha escogido.  

Según esas consideraciones la pareja ya puede empezar a hacer maletas. Normalmente los destinos más escogidos son los que tengan playas. En un viaje programado  de luna de miel además de los boletos aéreos se incluye, la mayoría de veces, una botella de champán o vino, plan alimenticio que incluye desayunos, almuerzos y cenas tipo  bufé, en un restaurante de tres especialidades.

A esto hay que agregar las bebidas ilimitadas, y los ‘snacks’ en la playa y en la piscina. Actividades recreativas y deportes acuáticos.

Normalmente los deportes como jet ski o alquiler de botes tienen un cargo extra. Algunas veces, existen clases de buceo y parapente en bote.

Todo esto, en un promedio de tres noches de alojamiento. En un crucero, en cambio, se suele permanecer por lo menos siete noches navegando, por ejemplo, en el Caribe sur.

Entre los destinos nacionales favoritos está Galápagos, pero como llegar allá es algo costoso, por eso otras  alternativas en la costa son  las internacionalmente reconocidas playas de Manabí.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)