7 de abril de 2018 19:43

Lula ya vuela rumbo a Curitiba, donde lo espera su celda

EFE/RICARDO STUCKERT/INSTITUTO LULA

Lula, de 72 años, salió a pie del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el estado de Sao Paulo, donde estaba atrincherado desde hacía dos días, para subir a un vehículo de la Policía Federal, que partió escoltado por una caravana de otros coches. Foto: EFE/RICARDO STUCKERT/INSTITUTO LULA

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 30
Agencias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abordó ya el avión en el que la Policía Federal (PF) lo traslada desde Sao Paulo rumbo a Curitiba, en donde ingresará en la celda que le fue asignada tras ser expedido su pedido de prisión por el juez Sérgio Moro, según informaron los medios locales.

El expresidente de 72 años se entregó poco antes en la sede del Sindicato de los Metalúrgicos paulista, donde pasó los últimos dos días después de que se emitiera la orden de arresto.

Lula, de 72 años, salió a pie del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el estado de Sao Paulo, donde estaba atrincherado desde hacía dos días, para subir a un vehículo de la Policía Federal, que partió escoltado por una caravana de otros coches.

El convoy se dirigió a la sede de la Policía Federal (PF) de Sao Paulo y poco después la TV Globo mostró al expresidente subiendo a un helicóptero desde donde fue llevado al aeropuerto de Campinhas para ser trasladado a Curitiba (sur) , a menos de una hora de vuelo.

Allí empezará a cumplir su condena, en una celda especial de 15 metros cuadrados, con baño privado.

El anuncio de su detención fue recibido con bocinazos y fuegos artificiales en barrios de Sao Paulo y de otras ciudades brasileñas.

En Curitiba, manifestantes vestidos de verde y amarillo, los colores nacionales, celebraban ruidosamente gritando: “Ven Lula, Curitiba te espera con las rejas abiertas”.

Lula anunció su intención de entregarse unas horas antes, al final de una misa frente a la sede sindical, en memoria de su esposa fallecida el año pasado, a la que asistieron centenares de simpatizantes.

El expresidente fue condenado por el juez Sergio Moro, como beneficiario de un apartamento ofrecido por la constructora OAS a cambio de facilidades de contratos en Petrobras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)