18 de julio de 2014 21:52

Uno de los hombres más importantes en la lucha contra el VIH murió en el Malaysia Airlines

Joep Lange, el científico que dedicó a luchar contra el HIV/sida. Foto: AFP

Joep Lange, el científico que dedicó a luchar contra el HIV/sida. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 28
Triste 15
Indiferente 6
Sorprendido 4
Contento 0
La Nación, Buenos Aires, GDA

Sin dudas una de las víctimas del atentado contra el avión de Malaysia Airlines que va a lamentar el mundo entero es Joep Lange, un científico que dedicó su vida a la lucha contra el VIH/sida.

El hombre era holandés y viajaba a una conferencia internacional sobre esta enfermedad, que comienza el domingo en Melbourne, cuando el avión fue interceptado por un misil y murieron 298 personas. Del total, alrededor de un centenar se dirigían a esta conferencia, según Fairfax Media. El hombre viajaba a Kuala Lumpur, donde iba a hacer transbordo a Australia, acompañado de su pareja, Jacqueline.

Lange nació en Nieuwnhagen en 1954 y dedicó más de 30 años de su vida a la investigación sobre el sida. Su principal objetivo era defender el acceso a tratamientos más baratos en países pobres. Lange, además, era profesor en la Universidad de Amsterdan y director del Instituto para la Salud Global y el desarrollo. Trabajó muchos años en el desarrollo de terapias combinadas más asequibles contra el VIH y de tratamientos para prevenir la transmisión del virus de madres a bebés en países pobres.

"El movimento VIH/sida ha perdido a un gigante", declaró Chris Beyrer, el presidente de la Sociedad Internacional del Sida (IAS, por sus siglas en inglés), sociedad que presidió Lange y organizadora del evento. "En este momento increíblemente triste y delicado, IAS está junto a nuestra familia internacional y envía condolencias a los seres queridos de aquellos que han perdido en esta tragedia", agregó Beyrer.

"Joep tenía un compromiso absoluto hacía los tratamientos contra el VIH en Asia y África", declaró David Cooper, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur, que trabajó con Lange en un proyecto en Bangkok. "Siempre traía un punto de vista fresco, y nunca aceptó que algo era imposible de lograr", añadió en un comunicado.

En vuelo viajaban 298 personas, de los cuales 283 eran pasajeros (entre ellos numerosos niños) y 15 eran miembros de la tripulación. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)