30 de January de 2010 00:00

Losas alivianadas con acero trefilado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir
construir@elcomercio.com

El avance tecnológico pone en disponibilidad para en el mercado nuevos sistemas de construcción. Los  materiales que aligeran la estructura de una losa y optimizan el uso del acero y el mismo concreto  toman fuerza.



Otros detalles

El trefilado consiste en el  estirado del alambre en frío, por pasos sucesivos a través de hileras, dados cuyo diámetro es paulatinamente menor.

El alambre se importa  desde Brasil, Colombia, Estados Unidos y Europa. En el Ecuador no se importa acero. Hay materiales de varias calidades y diámetros. Todos son útiles.Si bien la utilización de los tradicionales bloques para  las losas se mantiene, los  nuevos métodos incluyen el uso de hormigón celular (mezcla de chasqui, puzolana o piedra pómez con cemento, agua y fibras sintéticas) y poliestireno o espumaflex para levantar viviendas que se caracterizan por su ligereza.

Esto, dice Patricio Daza, gerente de Trefilec.com,  representa una considerable disminución en el  peso total de la estructura y significa una reducción de los costos desde la cimentación.

Uno de los tipos de  losas alivianadas se fabrica con  paneles electrosoldados compuestos por varillas lisas o corrugadas de acero trefilado  en varios diámetros. “Este proceso se realiza en el alambrón, después de que se le retiran, mecánicamente, todas las impurezas y  pasa a la trefilación,  donde  se le rebaja el diámetro. Asimismo,  se le puede corrugar o se puede convertir en clavos o varillas y paneles. Es un material polifuncional”.

En la fábrica no se desperdicia nada, añade Daza. Todo se utiliza para distintos fines. Se hacen resortes, armadores, ganchos, pasadores, remaches, adornos...

Después de esto, el alambre -liso o corrugado- pasa a la máquina de electrosoldado, donde se sueldan las varillas entre sí. Se forman  paneles con  recuadros regulares de 100 a 500 milímetros. Estas mallas se utilizan, agrega Daza, como refuerzo estructural en la construcción de muros de contención, pavimentos, piscinas, cisternas...

Los paneles sirven para absorber las cargas de dilatación por el sol y del frío de compresión. En un pavimento, por ejemplo, la malla le da mayor resistencia.

Con las varillas trefiladas también se pueden fabricar columnas y viguetas que son estructuras triangulares que  absorben las cargas pero en sentido vertical. El panel puede servir para losas y mampostería.

Así una losa alivianada puede estar compuesta por una malla electrosoldada, viguetas triangulares, poliestireno,   hormigón;  y  es totalmente ligera. Hay otro tipo de losa que tiene un sistema que no necesita nada de encofrado; solo puntales de sujeción, hierro fundido y dos viguetas. Esta es más pesada.

Las construcciones alivianadas pueden ser tan suaves y tan ligeras como una esponja pero tan duras como el acero. “Es sismorresistente. La varilla utilizada en este sistema de construcción es de 5 000 kg/cm²”.

Daza explica que una construcción de este tipo puede llegar a costar USD 300 por m². “Actualmente tenemos un proyecto habitacional, ubicado en el sur de Quito, en donde se construyen 20 casas utilizando todos los materiales trefilados”.

En las casas de Girasoles hay volados de 2,50 metros para tener garajes cubiertos sin columnas. “Hemos logrado levantar viviendas de 150 m²”.

Este sistema se puede complementar con otros métodos como los prefabricados o el ecobloque que ya se dan en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)