4 de junio de 2017 12:09

Londres, consternado pero 'sin miedo' el día después de los atentados

Los miembros del público llevan flores al sitio de un ataque alrededor del puente de Londres, Londres, Inglaterra, 04 de junio de 2017. Foto: EFE

Los miembros del público llevan flores al sitio de un ataque alrededor del puente de Londres, Londres, Inglaterra, 04 de junio de 2017. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Londres amaneció el domingo 4 de junio del 2017 consternado tras los ataques terroristas que la noche del sábado dejaron siete fallecidos y 48 heridos, pero las personas que este domingo se acercaban a las inmediaciones del lugar de los hechos aseguraron a EFE no tener miedo.

Las sirenas de policía y los helicópteros eran casi lo único que se escuchaba en el Puente de Londres y en el mercado de Borough de la capital, donde suelen reinar la alegría y el bullicio de la gente paseando o degustando diferentes comidas.

Pese a que ambas zonas están cerradas al público y la policía ha pedido a los londinenses que eviten acercase al lugar, algunas personas transitaban por las calles aledañas.

Es el caso de Amber, una joven inglesa de 19 años, a quien el atentado le sorprendió en la capital británica pese a ser original de Manchester, lugar donde el terrorismo también golpeó hace apenas unos días dejando 22 muertos y más de medio centenar de heridos al término de un concierto de la cantante de pop estadounidense Ariana Grande.

"Es muy impactante y raro que justo acabe de pasar lo de Manchester, venir aquí a Londres y que ocurra esto", explicó a EFE y, pese a reconocer que le resulta "inquietante" estar en espacios abiertos, aseguró "no tener miedo" porque no puedes "dejar de hacer tu vida".

Además, la chica alabó la actuación tanto de la policía de Londres como de la de Manchester por su respuesta tras ambos atentados, así como la de los servicios sanitarios.

"Tristeza" fue el sentimiento que contó padecer Peter, británico de mediana edad, al tiempo que reveló a EFE que "sospechaba" que algo así iba ocurrir en Londres.

"Sabía que iba a haber algún otro atentado", afirmó mientras miraba pensativo y consternado el río Támesis a su paso por el Puente de Londres, pero, al igual que Amber, añadió no tener "miedo" porque el terrorismo "no vencerá".

Los turistas no han dejado de recorrer las cercanías del puente, como Lourdes, Claudia y Cristina, un grupo de amigas españolas que no se replanteó su recorrido dominical pese a lo acontecido anoche.

"No dudamos en venir, incluso pensamos que hoy estaría todo más vigilado y estaríamos más seguras", sostuvieron, aunque declararon que les "afecta" y "cambia la sonrisa" ver pasar a tanta policía por la zona.

Lo mismo que Utte, alemana que aterrizó esta misma mañana en Londres y que dijo sentirse "muy segura" en la ciudad por, precisamente, ese incremento de patrullas de Scotland Yard.

En las proximidades del famoso mercado gastronómico de Borough, situado a apenas unos metros del Puente de Londres, lo que más podía verse hoy eran periodistas de todas las nacionalidades informando de lo sucedido.

El área permanecía cerrada mientras la gente alojada en los hoteles cercanos era evacuada cargando con sus maletas con gesto serio y sin querer dirigirse a la prensa.

El primer acto terrorista que ayer sacudió a la capital británica se produjo a las 21:00 GMT cuando un furgón blanco invadió la calzada y arrolló a los viandantes que se encontraban en el Puente de Londres para, posteriormente, dirigirse al concurrido mercado de Borough, donde tres hombres armados con cuchillos arremetieron indiscriminadamente contra la población.

Como consecuencia del ataque siete personas fallecieron, además de los tres terroristas, que fueron abatidos a tiros por la policía en apenas ocho minutos.

Simultáneamente a los ataques, se produjo un tercer incidente violento con arma blanca en el barrio de Vauxhall, en el sur de Londres, pero posteriormente la policía lo desvinculó del terrorismo.

Según la última información de la que dispone Scotland Yard, 48 víctimas fueron hospitalizadas tras unos hechos que ya están "bajo control", dado que la policía ya ha practicado doce detenciones y no cree que haya huido ninguna persona que participara de forma directa en las agresiones.

Los heridos que precisaron de ingreso hospitalario fueron repartidos en cinco centros de la ciudad, si bien los equipos médicos de emergencia atendieron a numerosas personas en los lugares de los hechos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)