27 de marzo de 2016 13:28

La vía Loja-Zamora se abre al paso vehicular cada dos horas

Desde el jueves 24 de marzo solo se permite el paso de los carros cada dos horas y en las noches se cierra completamente la circulación en la vía Loja-Zamora. Foto: Cortesía Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe

Desde el jueves 24 de marzo solo se permite el paso de los carros cada dos horas y en las noches se cierra completamente la circulación en la vía Loja-Zamora. Foto: Cortesía Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

La circulación vehicular por la vía Loja-Zamora, en el sur del país, sigue restringido por un macrodeslizamiento de tierra registrado en el sector de El Tambo-San Francisco. Desde el jueves 24 de marzo solo se permite el paso de los carros cada dos horas y en las noches se cierra completamente la circulación.

Ese día, el Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe colocó maquinaria pesada en la zona, para retirar parte de los 2 000 metros cúbicos de material que se depositaron en la calzada. Así habilitaron el paso vehicular por un carril, para que no se vieran mayormente afectado el movimiento de viajeros por el feriado de la Semana Santa.

Antes de intervenir, un grupo de técnicos de la Prefectura recorrió la zona y encontraron que a 200 metros de la vía, en la parte alta de la montaña, hay una grieta de gran profundidad y de más de dos metros de separación. Según el prefecto, Salvador Quishpe, intervinieron de forma inmediata para frenar el deslave de magnitud.

Desde el jueves 24 de marzo solo se permite el paso de los carros cada dos horas y en las noches se cierra completamente la circulación en la vía Loja-Zamora. Foto: Cortesía Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe

Una cargadora y una retroexcavadora de la Prefectura y una pala del Ministerio de Transporte y Obras Públicas trabajan en el sitio en la remoción y evacuación de los escombros. Marcelo León, usuario de esta vía, considera que en el sitio se deben realizar obras de estabilización porque los deslizamientos son constantes y ponen en riesgo la vida de los viajeros.

Quishpe señaló que con la intervención de la maquinaria de la Prefectura están aportando para solucionar un problema que se ha vuelto persistente y que afecta a la economía de la provincia. “Hemos visto como se gastó millones de dólares en mejorar esta carretera y siguen los cierres”, dijo.

Al momento los conductores que tienen urgencia de llegar a Loja o Zamora utilizan como vía alterna la Yacuambi-Saraguro. Pero desde Zamora quienes buscan llegar a Cuenca se desplazan por la Gualaquiza-Plan de Milagro-Paute o Nueva Tarqui-Chigüinda-Sígsig, ambas por la vecina provincia de Morona Santiago y son viajes de más de ocho horas.

La maquinaria de la Prefectura se quedará en el sitio hasta retirar toda la sobrecarga de material de la zona alta, donde se registra la grieta de la montaña. “Eso tomará por lo menos una semana más, pero lo importante es estabilizar la zona para que no avance la falla geológica”, dijo el prefecto Quishpe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)