1 de agosto de 2014 00:05

Chagas, una enfermedad silenciosa que afecta a lojanos

El chinche o chinchorro que contagia del mal de Chagas se desarrolla en las casas de adobe y de bareque de la zona caliente de la provincia de Loja. Actúan en la noche para picar al ser humano. Foto: Lilia Arias/ EL COMERCIO.

El chinche o chinchorro que contagia del mal de Chagas se desarrolla en las casas de adobe y de bareque de la zona caliente de la provincia de Loja. Actúan en la noche para picar al ser humano. Foto: Lilia Arias/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Loja

La enfermedad de Chagas es causada por un insecto conocido como chinchorro o chinche. Este vector se encuentra hasta los 1800 metros sobre el nivel del mar.

En la parte baja de la provincia de Loja se evidencia la presencia del animal en los cantones de Calvas, Paltas, Catamayo, Zapotillo y Macará.

María Loaiza, tiene 46 años y vive en la comunidad de Chaquisca en el cantón Calvas. Según ella, la enfermedad vive por años porque está en todas partes, incluso en los animales. "Las familias se acostumbraron a vivir con los efectos en la salud por la picadura del insecto".

La casa de Loaiza es de adobe y juntó a la vivienda tiene criadero de gallinas. El mes pasado llegó un equipo para fumigar contra los chinches. Además, le tomaron una muestra de sangre para determinar si es portadora de la enfermedad, aún no le entregan los resultados.

De acuerdo con estudios el chinche pica al ser humano en las noches. Busca la piel blanda para introducir su aguijón y succionar la sangre para alimentarse. Inmediatamente bota excremento que al moverse arrastra esa sustancia al orificio donde succionó la sangre.

La otra forma es cuando inconscientemente la persona picada se rasca. Las bacterias se introducen en el torrente sanguíneo. Los síntomas degenerativos de la enfermedad de Chagas se presentan entre los 10 y 15 años de transcurrida la picadura.

La enfermedad de Chagas es una enfermedad parasitaria aguda, donde la bacteria afecta a los tejidos de los diferentes órganos produciendo dilataciones. Las secciones del cuerpo más afectadas son el intestino, esófago y el corazón, lo que puede derivar en una insuficiencia cardiaca.

La familia de Loaiza, conoce de las consecuencias de la picadura del chinche y la comparten con sus vecinos. En la comunidad de Chaquisca las condiciones de vida son precarias. Las casas son de adobe en su mayoría, otras de madera y bloque. Sus habitantes se dedican a la agricultura.

CHINCHE

Según los estudios, los chinches viven en casas de tierra. Además en los troncos de árboles.

Loaiza reconoce al animal porque recibió la capacitación de técnicos del Servicio Nacional de Control de Enfermedades Trasmitidas por Vectores Artrópodos (SNEM). "El chinche es como una pulga grande que chupa la sangre y contamina a la persona”.

Para el Rodrigo Saa, investigador de la Universidad Técnica Particular de Loja, esta enfermedad se la denomina de los pobres porque el vector se reproduce en casas de bajas condiciones económicas. Encuban en los rincones o espacios en los huecos de las paredes de tierra.

En Ecuador pocos estudios se han realizado sobre la cantidad de gente afectada por la picadura del animal. Según un muestreo aplicado por la Universidad Central de Quito, en el sector rural de los cantones de Calvas y Paltas, de 10 personas analizadas tres tenían en su sangre el mal de Chagas.

Según Tania Luzuriaga, coordinadora de la zona 4 del SNEM, los habitantes de la zona baja de la provincia de Loja se acostumbraron a vivir con la enfermedad.

En Calvas y Chaguarpamba se ha reportado casos de Chagas crónico.

Desde el SNEM se ha programado la fumigación cuatro veces al año y se realizan capacitaciones a la comunidad. Aclara que el personal es escaso para combatir esta enfermedad silenciosa que está matando a la gente, sin embargo se apoyan de otras instituciones para intensificar las capacitaciones.

“Queremos educar a toda la población para que nos ayuden a sacar de las casas al insecto, pero ponemos especial interés en los niños y adolescentes”, explica Luzuriaga.

Saa dice que las consecuencias de la picadura no son inmediatas. Al contrario entre 10 y 15 años las afectaciones graves se presentan.

Según Luzuriaga, la Universidad Central de Quito aplica hace algunos años estudios de campo sobre el mal de Chagas en Loja. Anualmente levantan un informe para determinar el comportamiento de la enfermedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)