13 de enero de 2016 20:58

En la zona rural de Santo Domingo no se detienen los derrumbes

Derrumbe Santo Domingo

Los escombros formaron un fango de dimensiones en los sitios donde se produjeron los deslaves en Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bolívar Velasco

Los derrumbes en la zona rural de Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente del Ecuador, continúan. Este miércoles 13 de enero del 2016 dos nuevos deslizamientos se produjeron con la llegada de las lluvias. La mayor afectación sucedió en el kilómetro 6 de la vía El Paraíso- Los Libres. Un flujo de tierra considerable descendió desde una montaña y cubrió el camino en una longitud de seis metros de ancho por dos de alto.

El paso se utiliza para el traslado de los productos que los comuneros llevan a los mercados de la ciudad de Santo Domingo. La leche es el principal artículo que pasa por la ruta de tercer orden. Un equipo técnico de la Prefectura acudió con maquinaria al sitio en la tarde y ayudó a despejar parcialmente los escombros.

No obstante, los trabajos continuarán hasta este jueves 14 de enero del 2016. Las lluvias que no cesan en esos lugares obligan a las maquinarias a trabajar con precaución. Eso ocurrió en el otro punto afectado por los deslaves. En el kilómetro 5 de la vía Alluriquín- Chimborazo, un cúmulo de tierra y lodo cubrió un tramo del acceso que los comuneros utilizan para salir de sus comarcas.

En medio de las precipitaciones, los moradores se unieron a las tareas de limpieza de árboles que cayeron junto con los escombros. Un equipo técnico de la Prefectura se trasladó al sitio y ofreció enviar maquinaria en la mañana siguiente debido a que el descenso de tierra no da tregua. Los problemas causados por el mal tiempo empezaron el 10 de enero del 2016 en la tierra tsáchila.

El responsable de Vialidad de la Prefectura, Gabriel Rivadeneira, explicó que los eventos han sido de mediana magnitud en zonas como Mar de la Tranquilidad, Caídas del Atahualpa- Alluriquín, Unión del Toachi- Palo Quemado y Buenos Aires- Las Latas. Hasta el momento no se han reportado víctimas.

Para atender las eventualidades por el invierno, la Prefectura cuenta con 59 máquinas entre, volquetes, retroexcavadoras, plataformas, tractores, mini cargadora, cargadora, plataforma, tanquero y motoniveladoras. Están en alerta también siete técnicos y 23 choferes y operadores.

La viceprefecta, Andrea Maldonado, aseguró que en el presupuesto 2016 aprobado por la Cámara Legislativa se liberarán medio millón de dólares para alquiler de maquinaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)