9 de enero de 2017 11:37

Más de siete horas de lluvias provocaron estragos en Guayaquil; una casa colapsó en Bastión Popular

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 8
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Washington Paspuel

Guayaquil soportó más de siete horas de lluvias intensas en casi toda la ciudad. La precipitación comenzó alrededor de las 23:00 del domingo 8 de enero del 2017, en sectores del norte de la urbe, y se prolongó hasta bien la mañana de este lunes 9 de enero.

Barrios enteros del norte quedaron anegados. En la etapa VI de la ciudadela Sauces, la lluvia inundó en cuestión de minutos las calles Antonio Parra y Gabriel Roldós. En Bastión Popular, un sector urbano marginal también del norte de la ciudad, el aguacero causó el colapso de una vivienda de caña, según reportó el sistema de seguridad ECU 911 Samborondón, este lunes 9 de enero. El organismo coordinó la movilización de personal de la Secretaría de Gestión de Riesgos, del Ministerio de Obras Públicas y del Cuerpo de Bomberos, para gestionar la ayuda a los afectados. El personal socorrió a tres personas que se hallaban todavía dentro de la vivienda afectada, entre ellas dos menores de edad. Estos fueron trasladados a casas de familiares.

Los estragos del prolongado aguacero se evidenciaron por la mañana. Las calles inundadas causaron congestionamiento vehicular en zonas del norte, retrasos en tramos del sistema de transporte municipal Metrovía, y accidentes vehiculares atribuidos a la calzada mojada.

A las 04:45 de este lunes 9 de enero, un bus se viró en un tramo del paso elevado que conecta con las vías Carlos Julio Arosemena y Del Bombero. El pesado vehículo intentó tomar la curva y se volcó obstaculizando la vía. Saúl Pezo, supervisor del Distrito Norte de la Agencia de Tránsito Municipal (ATM) explicó que al parecer la vía mojada contribuyó a la mala maniobra del conductor. El bus empezaba su ruta diaria, por lo que iba sin pasajeros. “Hemos dispuestos más controles de la ATM en sector del norte donde hay reportes de congestionamientos”, indicó el oficial.

El bus fue retirado por dos grúas a las 10:45. A esa hora, cerca de allí, en la avenida Las Aguas, en la ciudadela Urdesa, una cuadrilla de Puerto Limpio, concesionaria del servicio de limpieza de la ciudad, se apresuraba a remover el lodo que el agua dejó al secarse. En ese sector, el agua se acumuló a lo largo de 300 metros, en uno de los carriles, y provocó molestias a los conductores.
En otras ciudades del Litoral también se registraron aguaceros intensos.

En el cantón Milagro (Guayas), el ECU 911 reportó una vivienda en riesgo de colapsar, en el sector de La Chontilla. El personal paramédico atendió en el sitio a una persona que presentaba laceraciones en una de sus piernas.

En Machala, capital de El Oro, llovió de forma prolonga entre el sábado 7 y el domingo 8 de enero. El Municipio explicó que para evacuar las aguas procedió inmediatamente a la limpieza de cunetas y sumideros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)