20 de enero de 2017 00:00

Las lluvias en Ecuador dejan 2 fallecidos y zonas anegadas

FOTOS: CORTESÍA SECRETARÍA DE GESTIÓN DE RIESGOS En el cantón Rioverde, en el norte de Esmeraldas, se inundaron calles y viviendas.

En el cantón Rioverde, en el norte de Esmeraldas, se inundaron calles y viviendas. Foto: Cortesía Secretaría de Gestión de Riesgos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Varias Redacciones

Las lluvias del jueves 19 y el viernes 20 de enero del 2017 provocaron inundaciones y daños en las vías de las provincias de Pastaza, Esmeraldas, Manabí y Morona Santiago.

En Pastaza, dos jóvenes perdieron la vida en el cantón Mera, luego de que les cayera una pared de su vivienda. “No hubo tiempo para salvarlos, todo se dio en segundos, nadie pudo hacer nada porque el lodo y el agua descendían como un río por medio de la sala. Fue como un estruendo que alarmó al pueblo”, contó Édgar Casco, vecino del sector.

Una capilla se levantó el viernes en la iglesia central de la ciudadela Bellavista para velar los restos de Evelyn, de 13 años, y Kevin Toasa García, de 16, quienes fallecieron por asfixia, según la autopsia.

Ellos murieron aplastados por una pared que se desprendió debido a la fuerza del lodo y piedras que descendieron de la parte alta de la montaña e ingresaron por una ventana del dormitorio, donde descansaban. El desastre ocurrió a las 23:38 del jueves.

Un grupo de técnicos de la Prefectura recorrió las zonas afectadas por las lluvias.

La viceprefecta Sharon Tapuy, dijo que se hará un diagnóstico del sistema vial que está dañado. Visitó los sectores de Bellavista, Picolino y El Recreo. “El objetivo es atender con maquinaria las zonas inundadas por el desbordamiento del río Pindo Grande”.

Primeras inundaciones en el norte de Esmeraldas

En Esmeraldas, 65 familias, 60 viviendas y ocho escuelas se inundaron la madrugada del viernes, según la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).

Las clases se suspendieron en Esmeraldas, Atacames y Rioverde y se reanudarán el próximo lunes. Los estudiantes de distintas unidades educativas regresaron a sus casas porque algunas escuelas y colegios amanecieron anegados.

Uno de los cantones más afectados fue San Lorenzo, en el norte de la provincia de Esmeraldas. La Escuela Abdón Calderón, un centro de salud, 35 familias y 30 casas de la parroquia Calderón fueron anegadas por el desbordamiento del río Tululbí. En la vía Achilube-Banderas, que conecta con el norte de la provincia, hubo un deslizamiento de tierra que impidió el paso.

En Rioverde se reportaron 31 casas inundadas, según la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio. Lo más grave fue en las parroquias Rioverde, Rocafuerte y Montalvo.

Carmen Ortiz, presidenta de la Junta Parroquial de Rocafuerte, señaló que los barrios Antonio Lara, 25 de Enero y Nuevo Rocafuerte quedaron bajo el agua, así como la unidad educativa Ramón Estupiñán.

Según Christian Saavedra, vicepresidente de la Junta de Montalvo, en el barrio San Gregorio, también hubo viviendas inundadas. En el plan habitacional del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, el agua socavó las bases de 10 casas. Ante la situación se activó el COE de Rioverde, confirmó su alcalde Armando Peña.

Problemas en Pedernales

Las calles de los sectores Asistencia Municipal, Brisas del Pacífico, Jerónimo, Nuevo Mercado y Nuevo Amanecer en Pedernales (Manabí) se inundaron. Sin embargo, hasta las 15:00 de ayer no se reportaron familias evacuadas ni viviendas afectadas, informó el coordinador de Departamento de Relaciones Públicas del Cabildo, Melchor Cevallos.

Wilson López, morador del sector Brisas del Pacífico, quien vive con cinco personas en una carpa a la que ingresó el agua, evacuó a una casa del Miduvi, que se construyó cerca de su sector. “Aquí me quedaré hasta que bajen las lluvias”.

Aire cálido desde el sur provocaron estas lluvias

Las intensas precipitaciones del jueves se originaron por el ingreso de una masa de aire cálida y húmeda proveniente del sur-este del país, que fue empujada por el viento. Así lo explicó Mónica Valdiviezo, técnica de Pronóstico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

Las lluvias, recalcó Valdiviezo, son parte de la época invernal en todo el país, pero este comportamiento se da por los cambios bruscos en la dirección del viento. “El viento es el que regula las condiciones meteorológicas en el país. Hay días en los que llueve mucho y en otros hay sol; todo depende de la circulación del viento en sus diferentes niveles”.

Según el Inamhi, solo en la estación en Puyo (Pastaza) se registró el jueves la caída de 165 milímetros de lluvia por cada metro cuadrado; para todo el mes se esperaban 322.5 mm.

Las lluvias acompañadas de tormentas eléctricas y bajas temperaturas continuarán hasta el sábado 21 de enero, según el Inamhi. Para mañana, agregó Valdiviezo, se espera una ligera mejoría aunque se prevé que las lluvias continúen hasta el 25 de enero.

Según el reporte diario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, las lluvias obstaculizaron las vías Lita - San Lorenzo (Esmeraldas), Chillanes - Bucay, Lumbaqui - Julio Andrade (Sucumbíos) y Bella Unión - Limón, en Morona Santiago; en esta provincia hubo inundaciones. A las 14:00 de ayer también se reportó un deslizamiento en el km 44 de la vía Alóag - Sto. Domingo, que obstaculizó un carril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)