11 de enero de 2016 20:49

Las lluvias causan nuevos deslizamientos en Santo Domingo

Deslizamiento Atahualpa - Alluriquín

En el sitio Atahualpa - Alluriquín, el descenso de tierra interrumpió el paso en una vía rural de Santo Domingo de los Tsáchias. Foto: Cortesía Prefectura de Santo Domingo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Bolívar Velasco

La zona rural de Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente del Ecuador, soportó los estragos que causaron las lluvias de este lunes 11 de enero del 2016. En los recintos Unión del Toachi- Palo Quemado y Atahualpa- Alluriquín se produjeron deslizamientos de tierra que interrumpieron el tránsito de comuneros que habitan en esas zonas.

Según la Prefectura de Santo Domingo, fueron deslaves de mediana magnitud que sin embargo formaron fango en las vías de tercer orden. Una de los descensos de tierra, por ejemplo, dejó sin paso a los obreros del campamento de la constructora Hidrotoapi, que levanta la hidroeléctrica Toachi- Pilatón.

Hasta esta tarde, maquinaria de la Prefectura trabajaba en el desalojo del material lodoso. Los habitantes de estos sitios pidieron a las autoridades que se retiren lo más pronto los escombros del alud debido a que la producción de leche y el traslado de sus cultivos se verían afectados. En la vía Alóag- Santo Domingo también existieron novedades.

A la altura del recinto Unión del Toachi, en la carretera principal, bajó un flujo de tierra que alarmó a los habitantes de una vivienda cercana al lugar. La familia teme que avance la afectación, pues esta se encuentra próxima a los baños de la infraestructura. La Secretaría de Gestión de Riesgos acudió al lugar con un equipo técnico para evaluar la situación.

Se emitió una alerta para que se priorice la atención a la familia y en el tramo afectado con el fin de evitar consecuencias mayores. Los deslaves en algunos poblados asentados al margen de la vía Alóag se presentan desde el 1 de enero del 2016. Ese día ocurrieron dos a la altura del campamento del Batallón Militar Montúfar y en el sector La Bolívar. En ninguno de los eventos se produjeron afectaciones considerables ni víctimas que lamentar.

Para el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), el clima en la provincia Tsáchila presenta alteraciones con respecto a los pronósticos históricos de años anteriores. Por ejemplo, del 1 al 10 de enero del 2016 hubo un registro de 132 milímetros por metro cuadrado de lluvias, cuando lo normal es de 116 milímetros en ese mismo periodo. Esta tendencia se ha mantenido desde diciembre. Del 21 al 31 de diciembre se reportaron 253 milímetros de precipitaciones frente a los 95 que se esperaban en eso días.

Estos pronósticos mantienen en alerta a las autoridades. En el Municipio y la Prefectura se guarda especial atención con las zonas de riesgo como las parroquias Alluriquín, Valle Hermoso y el recinto Unión del Toachi. Los deslaves son una constante en estas localidades cuando llegan las lluvias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)