31 de December de 2009 00:00

Las lluvias afectan a Zamora Chinchipe

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Loja

Los cantones zamoranos  Palanda y Chinchipe quedaron    incomunicados ayer, tras un aguacero que ocasionó derrumbes en la carretera que une a estas poblaciones con  Loja.
 
Según el alcalde de Chinchipe, José Jaramillo, el aguacero  causó al menos 10 derrumbes pequeños y se desbordaron  los arroyos, que obstruyeron la vía con sedimentos y escombros.
 
La afectación es general, desde el cerro de Sabanilla (límite entre Loja y Zamora Chinchipe) hasta Zumba y La Balsa (límite con Perú), según el Burgomaestre. Este tramo supera los 100 kilómetros.

Desde hace 10  días,  las precipitaciones son más copiosas en esta zona y afectan, principalmente,  durante las noches.

Los buses de transporte público que salieron la noche del martes, desde Loja y Zumba, no llegaron la mañana de ayer a sus destinos, porque no pudieron pasar.

Por la lejanía de esa zona y la falta de señal telefónica, las empresas de transporte como Nambija y Sur Oriente continuaron despachando sus frecuencias hasta la mañana de ayer. En las boleterías solo se confirmó que no llegaron las unidades que partieron la noche anterior.

Para rehabilitar el paso, las autoridades de los  municipios de Palanda y Chinchipe enviaron  su equipo caminero. Estaba previsto que el paso se abra en la noche.

Durante la noche del martes, maquinaria de la constructora Técnica General de Construcciones, encargada de la construcción de esa vía, que es parte del IV Eje Vial, limpió la carretera  en el sector de Sabanilla.

Sin embargo, Jaramillo criticó la falta de personal de esa empresa para que cumpla con el mantenimiento de todo el tramo contratado, que es de 154 kilómetros  desde Vilcabamba hasta el puente internacional La Balsa.

El director provincial del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) en Zamora Chinchipe, Jorge Carrión, desestimó la magnitud de las afectaciones.

Él admitió que el personal de la constructora está de vacaciones desde el lunes 21 de este mes y que se reintegrará el  próximo lunes. “Pero hay un equipo para trabajos de emergencia”.

Los sitios más críticos por el invierno son el cerro Sabanilla, en el límite provincial entre Zamora Chinchipe y Loja. También persisten los daños a 5 kilómetros de Palanda y en el sitio Isimanchi, cerca de Zumba.

En esa carretera, desde enero pasado, la constructora realiza los movimientos de tierra en el tramo Vilcabamba-Bellavista (102 kilómetros),  que es el primer tramo del IV Eje Vial. El segundo tramo comprende  Bellavista-Zumba-La Balsa y tiene 52 kilómetros.

Ahora,  esa carretera tiene 7,20 metros de ancho y está lastrada. Con la obra de mejoramiento será de 9,20 m de ancho y asfaltada.

Este eje vial es una de la obras más esperadas por las autoridades de El Oro, Loja y Zamora Chinchipe, por tratarse de una vía  que permitirá la conexión del Pacífico con el Atlántico.

Según Hugo Manosalva, representante de Técnica General de Construcciones,  el avance de esa obra es del 30%. Inicialmente, la vía fue diseñada con un ancho de 7,20, pero fue modificada a 9,20. Esto subió de USD 32,5 millones a 72,6 millones el costo.

El contrato también contempla la construcción de puentes en los sectores denominados Isimanchi, Yuncachi y Zumbayacu.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)