15 de June de 2009 00:00

La lluvia de goles fue un premio para el público

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Modesto Moreta.  Riobamba



Olmedo

3

 3

Macará

Fue un partido vibrante, desde el inicio hasta el final, el que protagonizaron Olmedo de Riobamba y el Macará de Ambato. Un gol de  Juan Carlos Ferreira, en el tiempo de adición, ahogó la fiesta de los hinchas  riobambeños.

Al término del encuentro el empate 3 a 3 fue justo al trabajo realizado por los dos equipos, que se entregaron por completo. El cotejo se disputó el sábado 13 de junio en el  Olímpico de Riobamba.

Los 90’ del partido estuvieron cargados de emociones no aptas para cardíacos, pero repartidas para cada equipo. El primer tiempo fue para Macará, el cual tomó   la iniciativa desde los primeros  minutos y llegó a ponerse en ventaja por 2-0, con tantos de Gabriel Fernández y Luis Miguel Garcés.

El técnico de Olmedo, Héctor González, intentó descifrar el esquema táctico implantado por el estratega argentino Víctor Marchesini, que utilizó una línea de cuatro y, en ocasiones, siete jugadores para defenderse. Los delanteros Christian Gómez, Esteban Rivas y Gabriel Méndez no pudieron abrir el cerrojo celeste.

 En el segundo tiempo, Olmedo apretó el acelerador, ante un Macará que, increíblemente, se replegó para cuidar su ventaja.

  La determinación de los riobambeños por rescatar el partido tomó por sorpresa al cuadro de Marchesini, que recibió tres goles entre los minutos 57 y 67. Sí, en solo 10 minutos Olmedo daba la vuelta al marcador y se aprestaba a festejar un triunfo heroico.

Pero Marchesini probó dos cambios: hizo ingresar a Rolong por Castro y Figueroa por Guerrero. Este movimiento ayudó a sostener que hasta ese entonces Olmedo era un vendaval. De hecho, los muchachos de González pudieron anotar un cuarto tanto, pero se falló en la puntillada final. 

Cuando parecía que el 3-2 sería el marcador final,  Un descuido en las marcas, un remate de Ferreira se estrelló en el tubo y de rebote la puso el balón dentro del marco. La defensa no logró despejar y Macará arrancó un punto al ‘Ciclón’. ¡Qué final! Lástima que el resultado, a la larga, estancó a ambos equipos en la tabla.

La figura

Luis Caicedo fue un bombardero 

El volante de Olmedo  fue uno de los más incisivos en  llegar con el gol, pero  disparando de media distancia y poniendo en aprietas al arquero Zumba. Anotó el descuento y empujó a sus compañeros al empate con sus toques

La contrafigura

 Enrique Gámez perdió  el control de la marca

Cuando su equipo requería más aporte para sostener el resultado, se perdieron las marcas y Gámez  dejó de   contener los ataques de los jugadores locales. Esto complicó a  Macará, que dejó escapar la victoria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)