12 de noviembre de 2016 00:00

En tres horas de lluvia se reportaron 38 emergencias en Quito

Alfredo Lagla/ El Comerciodfasdsd El paso deprimido antes de llegar al túnel Guayasamín fue destaponado a las 15:30.

El paso deprimido antes de llegar al túnel Guayasamín fue destaponado a las 15:30. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 2
Redacción Quito

El viernes 11 de noviembre al mediodía se registró un fuerte aguacero con tormentas eléctricas en Quito. En total hubo 38 emergencias reportadas a la Secretaría de Seguridad del Municipio, porque llovió en una proporción de 20 mm/m², lo que significa el doble de una lluvia normal.

Las emergencias fueron en 12 barrios, hubo autos atrapados en La Floresta y Bellavista, en el paso deprimido hacia el túnel Guayasamín y también congestión vehicular debido al cierre de vías. Se registraron complicaciones en la av. De Los Conquistadores, donde hubo flujo de lodo, por lo que fue necesario cerrar un carril.

Otra emergencia sucedió en el sector de El Dorado, en el centro-norte, donde el muro de una pared colapsó y el material quedó esparcido en la vía.

Los sumideros fueron taponados por restos de ladrillos y los moradores tuvieron que salir en medio de la lluvia para recoger el material desperdigado. Además, en la av. 6 de Diciembre y Orellana cayó una cornisa a una vivienda, pero no hubo complicaciones.

En el paso deprimido hacia el túnel Guayasamín, un auto BMW quedó sumergido en el agua. El Comité de Operaciones de Emergencia rescató al conductor, un joven de 30 años. Por este hecho, el túnel fue cerrado al tránsito ve­hicular por una hora.

El agente de tránsito José Larreátegui fue una de las personas que tuvo que sumergirse en el agua para salvar al conductor atrapado. Contó que los sumideros se taponaron y el nivel del agua subió hasta colapsar el paso deprimido en menos de 10 minutos.

Vinicio Mendoza, de 46 años, dijo que se encontraba en el bus cuando empezó a llover y que antes de ingresar al paso deprimido de la 12 de Octubre y Patria, el conductor les pidió que abandonaran el bus porque el lugar empezó a inundarse. Tuvo que caminar el trecho hasta la 12 de Octubre. Pasó una hora y no podía movilizarse hacia el sur porque los pasos en las calles Patria, para ir a la Oriental y de la Tarqui hacia La Marín, estaban anegados.

En el operativo del Municipio participaron 150 funcionarios de la Agencia de Tránsito, Agua Potable, Obras Públicas y Bomberos. A las 15:30, la situación se normalizó.

Las fuertes lluvias que se registraron la tarde del viernes sorprendieron a los quiteños, quienes reportaron cierres de pasos deprimidos, deslizamientos de material y acumulación de agua.

A Jennifer Sotalín, la lluvia la sorprendió al salir de la Universidad Central. Escampó con otras personas bajo una visera. “Esperé que parara un poco para regresar a la universidad. Igual me mojé” señaló.

Teresa Calle tuvo que retrasar el regreso a su casa. “Cuando salía de un trámite vi el cielo negro. Preferí esperar. Por suerte no me cogió el aguacero en medio camino”, contó.

Según Rodolfo Medina, técnico del Inamhi, en las próximas 48 horas habrá precipitaciones acompañadas de tormentas eléctricas. Estas serán de corta duración y afectarán principalmente a la parte sur de la ciudad, aunque dependiendo del viento pueden afectar también a la zona norte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)