8 de November de 2009 00:00

Otro litigio por la herencia de Poppe

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Las propiedades heredadas por la joven Claudia Ulrike Poppe Jaramillo entraron a un litigio judicial.

El juez duodécimo de lo Civil de Guayaquil, Pedro Iriarte, analiza una demanda de sucesión de bienes planteada por sus abuelos maternos Víctor Jaramillo y Norma Durán Vareles.

Ellos son padres de la madre de Claudia Poppe, Norma Jaramillo, asesinada el 14 de septiembre pasado junto a su hija en el departamento que compartían en el condominio La Vista, de Lomas de Urdesa.

La querella fue presentada el viernes pasado en la Corte Provincial del Guayas y por sorteo le fue asignada al  juez Iriarte.

Los demandantes piden  que se declare  la “sucesión intestada de nuestra nieta”. Lo que  significa,  judicialmente, que se haga la designación formal de sus propiedades a los  familiares más próximos: sus abuelos.  

Para ello, presentaron documentos en los que justificaron que son los únicos herederos de la joven, pues sus padres Maximilian Poppe Hoffmann y Norma Jaramillo están fallecidos.
Anexaron documentos en los que certifican esas muertes y la de su nieta. Sustentaron su pedido en lo que establece el artículo 1030 del Código Civil: “Si el difunto no ha dejado posteridad le sucederán sus ascendientes de grado más próximo  y el cónyuge”. La joven no era casada.

Tanto Jaramillo como Durán solicitaron que se haga un inventario de los bienes que Claudia Poppe heredó de su padre.

 También que se cite públicamente  a otros presuntos herederos,  a través de la prensa.

Claudia Poppe era propietaria del departamento que compartía con su madre en Lomas de Urdesa, así como de otros dos inmuebles en Guayaquil.

Su padre Maximilian Poppe era un ejecutivo alemán que tenía un patrimonio estimado en 1230443 976 sucres, en acciones en 9 compañías y propiedades en la ciudad.

Además era dueño de tres vehículos, un departamento en Miami, Estados Unidos y varias cuentas corrientes en bancos nacionales y extranjeros.

La Fiscalía ordenó que se realice un examen de ADN a  los fluidos corporales y de sangre de las víctimas y  de los dos imputados, para compararlos con los encontrados en la escena del delito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)