24 de julio de 2016 15:35

Operaciones Río Napo se liquida; Pdvsa está dejando el campo Sacha

La compañía Río Napo opera desde 2009 en el campo Sacha, ubicado en Orellana. Foto: Cortesía Río Napo.

La compañía Río Napo opera desde 2009 en el campo Sacha, ubicado en Orellana. Foto: Cortesía Río Napo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 78
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 5
Contento 26
Valeria Heredia
jheredia@elcomercio.com

Luego de ocho años de operaciones en el campo petrolero Sacha, la compañía de economía mixta Operaciones Río Napo entró en proceso de liquidación. Así, se puso fin a lo que en algún momento se anunció como una pieza clave dentro del plan integracionista entre Ecuador y Venezuela.

Considerada una de las “joyas de la corona”, por su nivel de producción y reservas, Sacha es el campo productivo más importante de Petroamazonas. Opera en el bloque 60, en el cantón Joya de los Sachas, de la provincia de Orellana, con una producción diaria de 72 000 barriles (promedio de enero a junio del 2016), según datos de Petroamazonas.

El 30 de agosto del 2008, en una visita al campo venezolano Ayacucho, en la Franja Petrolífera del Orinoco, el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, y el entonces jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez (hoy fallecido), ratificaron ambiciosos proyectos conjuntos y anunciaron otros.

Uno de ellos fue crear una empresa mixta para subir la producción del campo Sacha. La petrolera venezolana Pdvsa
estaba dispuesta a inyectar hasta USD 440 millones, según dio a conocer ese día el entonces ministro ecuatoriano
de Energía (hoy Fiscal de la Nación), Galo Chiriboga.

Con ese objetivo, ese mismo mes se constituyó Río Napo. Un año y un mes después, esta firma suscribió un contrato para operar Sacha. Pdvsa tiene el 30% de acciones en esta compañía y el resto (70%) está en manos de la estatal Petroamazonas.

Pero el 31 de julio del 2015, la Superintendencia de Compañías la declaró inactiva por no presentar los balances desde el 2013. La decisión, según la entidad de control, se tomó de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 359 de la Ley de Compañías, que establece que: “podrá declarar inactivas a las compañías sujetas a su control que no hubieren operado durante dos años consecutivos”.

El 5 de abril del 2016, la entidad de control emitió otra resolución, donde dispuso la disolución de la empresa e inició la liquidación.
El pasado 10 de junio, Pdvsa presentó un pedido de medidas cautelares para suspender provisionalmente los efectos de la disolución de la empresa, hasta que se lleve a cabo la junta de accionistas.

Según la firma venezolana, los balances de Río Napo no se presentaron a la Superintendencia de Compañías debido a un supuesto retraso de la Contraloría en la selección y contratación de firmas especializadas externas para auditar los estados financieros de los años 2013, 2014 y 2015.

Lo anterior condujo, según Pdvsa, a que la Superintendencia presumiera que Río Napo estaba inactiva. “Es incomprensible concebir que una empresa que del 2012 al 2015 ha pagado USD 173,5 millones por Impuesto a la Renta, según el Servicio de Rentas Internas, haya sido declarada inactiva y peor aún en liquidación”. Esta versión de Pdvsa consta en la resolución emitida por la Unidad Judicial Especializada Tercera de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Quito.

Para Pdvsa, la liquidación de Río Napo le generará “un grave e irreparable perjuicio”.

Y argumentó que la disolución conducirá, a su vez, a que Río Napo caiga en la causal de terminación del contrato de servicios específicos para la administración, incremento de producción, desarrollo, optimización, mejoramiento integral y explotación de Sacha, entre Petroamazonas y Río Napo. Ello implicaría que Pdvsa Ecuador, según esta compañía, pierda las inversiones realizadas en Río Napo para subir la producción del campo Sacha, así como sus expectativas de retorno de inversión y obtención de dividendos en el contrato, que tenía como plazo 15 años; es decir, hasta el 2024.

Según la firma venezolana, las inversiones desde el 2008 suman USD 305 millones. Estos argumentos y datos también están recogidos en la resolución sobre medidas cautelares citada anteriormente.

Pero el pedido de medidas cautelares fue rechazado. El viernes pasado (22 de junio de 2016), los socios de Río Napo tuvieron una reu­nión para conocer, entre otras cosas, las resoluciones de inac­tividad y disolución, según consta en un remitido de prensa publicado a inicios de mes.

Rafael Poveda, ministro de Sectores Estratégicos, confirmó vía telefónica a este Diario que: “Pdvsa está en un proceso de salida” de Sacha.

Sobre la búsqueda de un inversionista para este campo, como ha anunciado el Gobierno meses atrás, Poveda señaló: “Estamos avanzando, y en conversaciones con algunas empresa interesadas. Todavía faltan algunas cosas”.

El analista petrolero Luis Calero sostuvo que se deberían establecer responsabilidades por la disolución de la compañía. “En una empresa manejada y administrada seriamente, un gerente que hubiera incumplido una obligación de esta naturaleza -que podría establecer la disolución de una empresa de semejante tamaño-
lo que menos puede esperar son sanciones”.

La participación de Pdvsa  también se redujo en otros proyectos de integración. Así, sus acciones en el proyecto de la Refinería del Pacífico bajarán del 49% a menos del 20%.

El anuncio lo hizo el ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, en entrevista con este Diario el pasado 29 de junio, al calificar de “pasivo” el papel que ha tenido la estatal durante los últimos años.

“Pdvsa está en un proceso de disminuir su participación dentro del proyecto. No es un tema nuevo. Desde hace casi tres años hemos acordado con ellos que reducirían su participación. Estamos en la etapa de formalizar esa reducción. No saldrá totalmente o, al menos, no hemos sido notificados ni es nuestra voluntad que salga
del proyecto. Reducirían su participación a menos del 20%”, indicó Poveda.

Como cualquier socio, Pdvsa inyectó capital y en un inicio fue una empresa muy activa en temas técnicos y de ingeniería en el proyecto de la refinería, dijo Poveda. “Ahora tiene una posición más pasiva y, por eso, se dará su reducción en la participación”. También adelantó que cuando esté construida la refinería podría aportar con crudo para su procesamiento.

Este Diario envió pedidos de información a Río Napo y al Ministerio de Hidrocarburos, desde el 15 de julio. Se consultó la situación actual del campo Sacha, inversiones y resultados de la alianza con Pdvsa, pero no hubo respuesta hasta el cierre de esta edición. También se pidió la versión de Pdvsa, los pasados 15 y 20 de julio, vía correo electrónico y convencional, pero tampoco hubo respuesta. Petroamazonas únicamente dio datos sobre la producción del campo y la participación accionaria de Pdvsa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (42)
No (10)