31 de agosto de 2015 14:10

Líderes religiosos de Puerto Rico piden ayuda a EE.UU. para aliviar deuda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Líderes religiosos en Puerto Rico hicieron un llamado este lunes, 31 de agosto de 2015, al banco central estadounidense (Reserva Federal, Fed) para que ayude a aliviar la enorme deuda de Puerto Rico de USD 72 000 millones, que ocasiona penurias en la isla.

"La Reserva Federal tiene el poder de actuar y debe actuar. La Reserva Federal tiene la capacidad de reestructurar nuestra deuda, mitigar las políticas de austeridad y de asegurar un alivio de la deuda sin condiciones perjudiciales y onerosas", indicó la Coalición Ecuménica e Interreligiosa de Puerto Rico en un comunicado.

"La crisis de la deuda amenaza con lanzar más gente a la pobreza y al desempleo", señaló el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves.

Puerto Rico busca renegociar con sus acreedores la enorme deuda pública de USD 72 000 millones, que el propio gobernador Alejandro García Padilla ha reconocido como "impagable".

Los líderes religiosos indicaron que la Fed debe intervenir si el Congreso estadounidense no extiende la protección de la ley de Quiebras a Puerto Rico, de la que actualmente no puede beneficiarse como sí lo hicieron ciudades norteamericanas como Detroit.

"Debido a que Puerto Rico no es un país soberano, no podemos recibir préstamos a bajo interés o financiamiento de emergencia del Fondo Monetario Internacional", señaló el comunicado.

Al tiempo de solicitar un "jubileo o alivio de la deuda", los líderes religiosos, que se solidarizaron con otros países con gran deuda como Grecia, pidieron a lo interno de Puerto Rico el "establecimiento de un sistema económico que no se aproveche de la gente sino que esté al servicio de la gente".

El gobierno de García Padilla divulgará en los próximos días un plan de ajuste fiscal para sortear la crisis.

La Casa Blanca ha descartado un rescate financiero.

Puerto Rico incurrió a principios de agosto en el primer impago de su historia cuando una corporación pública no hizo un desembolso previsto alegando falta de liquidez.

El estado libre asociado a Estados Unidos se hundió en la crisis fiscal tras una larga recesión, luego de que finalizara en 2006 un sistema de exoneración fiscal para empresas norteamericanas que provocó una caída de la actividad económica y sucesivas emisiones de deuda de los gobiernos para cubrir el creciente déficit.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)