19 de febrero de 2016 12:11

Un alto dirigente del EI 'probablemente'  murió en ataque estadounidense en Libia

Un grupo de libios se manifiestan en el aniversario de la revolución que depuso a Gadafi, el miércoles en Bengazi.. Foto: EFE

Un grupo de libios se manifiestan en el aniversario de la revolución que depuso a Gadafi, el miércoles en Bengazi.. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia AFP

Un bombardeo aéreo de Estados Unidos sobre un campo de entrenamiento del grupo Estado Islámico en Libia “probablemente” mató a un alto responsable de la agrupación, vinculado a dos grandes ataques yihadistas en Túnez en 2015, informó el viernes un funcionario estadounidense de Defensa.

“Estados Unidos realizó un ataque aéreo temprano esta mañana contra un campo de entrenamiento del EI cerca de Sabratha, Libia, que probablemente mató al responsable del EI, Noureddine Chouchane”, dijo el funcionario.

Se cree que Chouchane estuvo detrás de los dos ataques reivindicados por el grupo Estado Islámico: el primero, en marzo, contra el museo Nacional Bardo, que dejó un saldo de 21 turistas y un policía muertos.

El segundo ataque, en julio, se desarrolló en un complejo hotelero cerca de la ciudad de Sousse, en el que murieron 38 turistas, 30 de ellos británicos.

De su lado, funcionarios libios informaron este viernes que un ataque sorpresa mató a más de 40 personas en una casa en Sabratha, a 70 km al oeste de Trípoli, pero el funcionario estadounidense, que informó bajo condición de anonimato, no confirmó ese número.

El secretario de prensa del Pentágono, Peter Cook, dijo que Estados Unidos aún analizaba los resultados del operativo, pero observó que la muerte de Chouchane representaría un importante golpe al EI en Libia.

“La destrucción del campo (de entrenamiento) y la muerte de Chouchane elimina a un facilitador experimentado y se espera que tenga un impacto inmediato en la capacidad del EI para facilitar sus actividades en Libia, incluido el reclutamiento de nuevos miembros, establecimiento de bases en Libia y potencialmente planear ataques externos en puntos de interés de Estados Unidos en la región”, detalló Cook.

El responsable agregó que el bombardeo demostró que Estados Unidos golpeará al grupo yihadista “cuando sea necesario”.

La administración del presidente Barack Obama ha sido criticada por el ritmo y alcance de sus operaciones contra el grupo EI.

La coalición que lidera Estados Unidos con bombardeos de objetivos del grupo Estado Islámico en Irak y Siria durante los últimos 18 meses reforzó su ofensiva para extender sus operaciones más allá de esos dos países.

Mientras la campaña ha tenido cierto éxito en Irak y Siria, los yihadistas del grupo Estado Islámico han extendido su presencia en Libia y establecido una fortaleza en la ciudad de la costa mediterránea de Sirte.

El Pentágono estima que hay unos 5 000 combatientes del grupo Estado Islámico en Libia, muchos de los cuales proceden de la vecina Túnez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)