22 de November de 2009 00:00

Libertad de prensa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
MAX LUX

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hace pocos días fue celebrado el de la Libertad de Prensa en América Latina. Con tal motivo se han recordado los principios universales que consagran, como derecho inalienable, las libertades de investigación, de opinión, de expresión y de difusión del pensamiento.

Y han sido recordados de la misma manera los grandes periodistas, que supieron luchar, y a veces también morir, por la libertad de la prensa.

Un periódico es el órgano del pensamiento y de la expresión libres.

El periódico informa pero del mismo modo orienta, a través de comentarios y de juicios, sobre los acontecimientos nacionales y mundiales.

Para esa labor, que recoge los dos procesos inversos: el de la opinión pública y para la opinión pública, el periódico y el periodista deben ser enteramente libres, sin ataduras, sin mordazas y sin coacciones.

Si hay algo que no puede ser comprometido, es la prensa. Un periódico no debe tener compromisos, o tenerlos solamente con la libertad y con la patria.

Y cuando decimos periódico aludimos también a los periodistas.

La prensa, con su sentido de libertad, resulta estorbo para dictadores.

Recordemos el gallardo gesto que dio hace poco tiempo la propietaria de una cadena de periódicos griega cuando clausuró su empresa a raíz de presiones indebidas ejercidas por el gobierno militar.

Y recordemos como, en países de gobierno comunista, ningún periódico se atreve a comentar hasta no recibir la directiva oficial que le diga lo que debe hablar.

Entre esos dos ejemplos, colocados a los extremos de una misma línea, está el problema de la libertad de prensa.

Entre nosotros, los casos de imprentas destruidas y de periódicos clausurados son testimonio de una historia plagada de dictadores y de autócratas.

La prensa censura lo ilegal o el empleo arbitrario de la fuerza.

La prensa, por eso, molesta y estorba a la autoridad.

En la base de toda democracia está la libertad de prensa.

Como algo fundamental, como algo ‘sine qua non’.

Cuando la prensa es amordazada o dirigida, la democracia ha desaparecido.

Tomado de la edición de EL COMERCIO
13 de junio de 1968
Max Lux era el seudónimo del señor Jorge Barrera Barrera, quien colaboró con este Diario y fue hizo del ilustre escritor Isaac J. Barrera, quien trabajó muchos años en EL COMERCIO.
Max Lux, que cursó estudios de Derecho y se graduó de  abogado, escribió una serie de crónicas   sobre el diario acontecer en las calles de Quito, pero también hizo ensayo, teatro, narrativa y artículos de contenido político.
 
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)