29 de mayo de 2017 00:00

2 152 partidas se liberarán de las sobretasas arancelarias

Los electrodomésticos son uno de los productos que aún pagan salvaguardias en Locales Jarrín, en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Los electrodomésticos son uno de los productos que aún pagan salvaguardias en Locales Jarrín, en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 6
Indiferente 5
Sorprendido 3
Contento 118
Carolina Enríquez y
Stives Reyes. Redactores  (I)

Luego de dos años y casi tres meses de vigencia, las salvaguardias por la balanza de pagos terminarán este miércoles 31 de mayo de 2017.

El plazo corresponde al cronograma de desgravación propuesto por el Gobierno a la Organización Mundial de Comercio (OMC). El presidente Lenín Moreno ofreció en campaña darlas de baja, pero todavía no se conoce una decisión oficial al respecto.

Un total de 2 152 partidas quedarían liberadas de las sobretasas (impuestos), según un comunicado del 25 de abril pasado del Ministerio de Comercio Exterior.

La mayoría de bienes tiene una salvaguardia del 11,7% y corresponde a productos como frutas, alimentos, refrigeradoras, televisores, etc. El resto está gravado con el 5%; entre ellos, licores, fibras textiles, etc.

Para los importadores, la desgravación permitirá contar con un entorno económico más estable y diversificar la oferta para los consumidores.

Almacenes Estuardo Sánchez esperará hasta que se levanten las sobretasas para desaduanizar los embarques.

La firma importó un cargamento de mayor volumen que en otras ocasiones.

Juan Javier Sánchez, propietario del negocio, explicó que a futuro el monto de compras del exterior dependerá de la demanda del mercado.

Entre las categorías que ingresarán al país están artículos del hogar, prendas de vestir, electrodomésticos pequeños, productos agrícolas, entre otros. La firma prevé que las importaciones crezcan 15% el primer semestre del 2017 frente al mismo período del 2016.

Importadores de bienes de capital como Teojama Comercial, que trae maquinaria pesada, esperan que este año las importaciones se mantengan en los mismos niveles que en el 2016 debido a una contracción en la demanda en el mercado.

Otras empresas como Almacenes Montero son cautas en sus proyecciones sobre importación. La firma comercializa electrodomésticos, artículos de cocina, de peluquería y otros productos.

Las decisiones sobre futuras importaciones dependerán de si se levanta definitivamente la medida o si el Gobierno aplica otro mecanismo de restricción a las compras del exterior, dijo Iván Montero, gerente General de la empresa.

Montero cree que la gente espera que bajen los precios, una vez que se quiten las salvaguardias y se reduzca el IVA en dos puntos a partir de junio.

En Guayaquil, los importadores perciben un comportamiento similar del consumidor, aunque creen que los costos no bajarán rápidamente.

César Tapia, administrador de Almacenes Jarrín de la Bahía de Guayaquil, contó que la baja de precios esperada se sentirá en julio y dependerá del stock con el que cuenten los importadores.

Un almacén de electrodomésticos del centro de Guayaquil tiene aún en bodega productos adquiridos con las sobretasas. El administrador del local, José Cevallos, cree que tardará meses en venderlos.

Otro inconveniente que encuentran los importadores es que los bienes duraderos adquiridos en junio, sin la sobretasa, tardarán en llegar. El tiempo de arribo depende del país de origen de las importaciones.

Los que vienen de Asia demoran hasta tres meses; los de Europa, dos meses; y los de la región, alrededor de 30 días.

Entre los productos que más busca el guayaquileño están los acondicionadores de aire. El precio de estos aparatos, de 12 000 BTU, pasará de USD 680 a 550 por la eliminación de las sobretasas, dijo Tapia.

En algunos productos como licores se aprecia un ajuste mayor de precios. El whisky importado bajó un 50%, gracias a la desgravación progresiva de sobretasas y a que en enero se eliminaron los aranceles para categorías provenientes de la Unión Europea (UE).

La administradora de Select Drinks, en las calles Chimborazo y Huancavilca, contó que algunos tipos de whisky europeo que en diciembre costaban USD 50 la botella de un litro ahora se venden en 25,50.

Con el desmontaje total de las salvaguardias se prevé que el precio de los licores se reduzca aún más. Pero, según los importadores, la aplicación de estos nuevos valores dependerá del ‘stock’ que tengan.

El jueves pasado, la Superintendencia de Control de Poder del Mercado invitó a la ciudadanía y a los comités de usuarios a hacer veedurías para verificar los precios de los productos relacionados con la eliminación de la medida.

La gente podrá identificar si hay abusos en los costos de una lista de 16 artículos; entre ellos están bienes importados como ropa, embutidos y frutas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (86)
No (20)