1 de enero de 2018 12:54

Ley de Reactivación Económica entra en vigor entre confianza y escepticismo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Ley de Reactivación de la Economía, Fortalecimiento de la Dolarización y Modernización de la Gestión Financiera entra este lunes 1 de enero de 2017 en vigor en Ecuador, en medio de la confianza del Gobierno de que apuntale el sistema monetario y el escepticismo de políticos sobre el papel de la banca.

Y es que uno de los temas que generó mayor polémica durante el debate de la Ley a finales del año pasado fue el relativo a los medios electrónicos de pago.

El gobierno anterior, liderado por Rafael Correa, del mismo movimiento político que su sucesor Lenín Moreno, estaba empeñado en afincar, desde el Banco Central, el conocido popularmente como dinero electrónico, un proyecto que no tuvo acogida mayoritaria en la ciudadanía.

El Gobierno que preside Moreno retomó el proyecto pero pidió que las transacciones en medios electrónicos de pago se realicen a través de las plataformas del sistema financiero nacional privado.

No obstante, el control y supervisión estarán a cargo del Banco Central del Ecuador, para lo que las entidades financieras brindarán acceso permanente y sin restricciones a dichas plataformas, señaló la Asamblea Nacional el 27 de diciembre, cuando aprobó la ley.

El asunto no estuvo exento de polémica y el legislador Pavel Muñoz, del oficialismo, por ejemplo, no ha dudado en mostrar su malestar.

"Las prioridades nacionales siempre estarán por sobre coyunturas políticas. Estoy con la conciencia tranquila de no haber fallado a mis votantes y haber votado en contra de eliminar de Banco Central en administración de dinero electrónico. Hacerlo es un error de parte del Gobierno", dijo en diciembre en Twitter.

Pero el legislador sí considera que se debe fomentar uso de medios de pago electrónico en una economía dolarizada como la ecuatoriana, que adoptó la moneda estadounidense como patrón de intercambio, en lugar del sucre, en el año 2000.

Con la aprobación de la ley y su entrada en vigor hoy, según confirmó a EFE una fuente del Banco Central (BC) -entidad rectora del Proyecto de Masificación de Dinero Electrónico-, esa institución se encarga del proceso de transición que se realizará de manera "transparente y ordenada", de acuerdo a su gerente, Verónica Artola.

Mientras esto ocurre, el BC señaló en un comunicado que garantiza el normal funcionamiento de las cuentas existentes de dinero electrónico y la validez de todas las transacciones que se realicen con este medio de pago.

Anotó que los usuarios de dinero electrónico podrán decidir cómo gestionar los recursos de sus cuentas conforme a las facultades que establezca la Junta Política de Regulación Monetaria y Financiera e indicó que para ello tienen como opciones: descargar, consumir o transferir su dinero a la entidad financiera que sea de su preferencia.

El BC controlará que las plataformas de dinero electrónico cumplan con estándares de calidad, según Artola, quien ha resaltado que el país necesita que se masifique el uso de medios de pago electrónicos, proceso en el que la banca y las cooperativas de ahorro y crédito cumplen un rol importante.

Para ella, el uso del dinero electrónico ayudará a fortalecer la dolarización, ya que al demandar menos dinero físico existe menos presión en las reservas internacionales.

El BC ha subrayado que el uso de esa forma de pago será voluntario y que las cuentas estarán respaldadas en dólares norteamericanos.

Por otra parte, en el fracturado movimiento oficialista, donde un grupo apoya al jefe de Estado, Lenín Moreno, y otro es leal a Correa, el legislador Augusto Espinosa, que se alinea con quienes respaldan al exgobernante, considera que supuestamente se materializó un pacto con la banca.

Y opina que pasar a la banca el sistema del dinero electrónico "es el negocio del siglo para ellos; además, significa un golpe durísimo para las cooperativas porque se les plantea una competencia desigual", dice.

De su lado, el legislador opositor Luis Fernando Torres, considera que con la administración del dinero electrónico por parte de las entidades del sistema financiero privado, ganan los depositantes y opina que la banca va a manejar el dinero electrónico "no porque exista un pacto, sino porque es lo responsable".

"Debemos tener especial cuidado para que el dinero de los ecuatorianos no esté sujeto al criterio del sector público", sostiene el legislador opositor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)