9 de July de 2009 00:00

La Ley Orgánica de la Legislatura se aprobó entre gritos y con apuros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Política

La Ley Orgánica de la Función Legislativa que regulará el funcionamiento de la Asamblea Nacional se hizo realidad, en medio de gritos e intentos de agresión física. 

Ayer, el Pleno de la Legislatura, en una sesión relámpago de 20 minutos, que comenzó a las 11:30, votó el informe reformulado para segundo debate  que presentó la Comisión de lo Civil y Penal, y lo aprobó con  49 votos.

La votación electrónica fue  luego de que intervino su titular, María Paula Romo, para explicar que la Comisión recogió más de 50 observaciones planteadas en el segundo debate la semana anterior. Enseguida, el presidente de la Legislatura, Fernando Cordero, dispuso que se vote, sin dar la palabra a ningún otro asambleísta.

Esto generó la protesta de algunos de ellos, como Galo Lara (PSP) y Leonardo Viteri (PSC). El primero gritaba, a todo pulmón, porque, según él,  quería proponer un texto  alternativo para que un pedido de juicio político sea resuelto por el Pleno de la Asamblea y no por  Comisión de Fiscalización, y el segundo, que las leyes sean aprobadas   artículo por artículo y no en plancha.

Una vez que fue aprobado el proyecto, el asambleísta oficialista Hólger Chávez encaró a Lara e intentó lanzarle una patada pero  no lo alcanzó, porque se interpusieron otros asambleístas y la Escolta Legislativa. El asunto no pasó a mayores, además, porque Cordero  clausuró la sesión.

Afuera, Lara dijo a la prensa que tal como se aprobó el proyecto de ley, no habrá fiscalización, “es el cuento del gallo pelón”. Romo respondió que sí se hicieron cambios al texto original, lo cual permitirá tener  una Asamblea moderna, transparente.

Sobre el reclamo de Lara, dijo que este asambleísta solo pasa quejándose, jamás hizo una observación al proyecto, no estuvo en los  debates y monta un show”.

El asambleísta Vicente Taiano (Prian) indicó que si la mayoría gobiernista hubiera permitido debatir la ley para que los proyectos que se presenten se aprueben artículo por artículo, o por capítulos, “nosotros a lo mejor hubiéramos votado por el 90% del proyecto”. Cuestionó que la ley dé amplias potestades al Consejo de Administración Legislativa (CAL), como calificar un proyecto de ley y el pedido de un juicio político.

Asimismo, dijo que es inaceptable que la Comisión de Fiscalización pueda archivar un  juicio político. En cambio, Viteri denunció que el CAL será un filtro en materia de fiscalización. “Será la mamá de los pollitos y el papá de los cangrejos”, afirmó.

Viteri y Taiano  cuestionaron que la Asamblea pueda aprobar una ley, en segundo debate, en una sola sesión. Es peligroso aprobar una ley sin un debate a fondo, dijo Viteri, al recordar que el ex titular de la Asamblea, Alberto Acosta, denunció que se vote una ley sin un análisis profundo.
   
Algunos de los puntos centrales del proyecto de Ley Orgánica

Lo que decía la Ley anterior

18 comisiones. La Ley Orgánica derogada por el ‘Congresillo’ establecía el funcionamiento de 18 comisiones permanentes, más una de Fiscalización y Control.

Las dignidades. La Presidencia del Congreso correspondía a la primera fuerza legislativa; la Primera Vicepresidencia, a la segunda fuerza, y la Segunda Vicepresidencia, a una minoría.

La fiscalización. La Comisión de Fiscalización, una vez tramitado un pedido de juicio político, remitirá al Presidente del Congreso el expediente para que se dé la interpelación.

La legislación. El Pleno del Congreso aprobará, en segundo debate, un proyecto de ley, votando artículo por artículo, y de manera individual, a favor o en contra, o abstención.

La destitución del Presidente. La destitución, sin juicio político, será resuelta por mayoría de los integrantes del Congreso Nacional, y no derivaba en la disolución del Parlamento.

Lo que dice la nueva Ley

12 comisiones. La nueva normativa crea 12 comisiones especializadas permanentes, con temáticas diferentes a las que antes existían, más la de Fiscalización y Control Político.

Las dignidades. El Presidente y los dos vicepresidentes de la Asamblea serán elegidos mediante la postulación de asambleístas por cualquiera de los presentes en la sala de sesiones.

La fiscalización. La Comisión de Fiscalización, una vez tramitado un pedido de juicio político, recomendará el archivo de ese proceso o que se realice en el Pleno de la Asamblea.

La legislación. La aprobación del proyecto, en segundo debate, se desarrollará en una sola sesión, que puede ser de varios días, votando en paquete el texto, y no artículo por artículo.

La destitución del Presidente. La destitución, sin juicio político, derivará en la inmediata disolución de la Asamblea Nacional, y será resuelta por la mayoría de sus integrantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)