14 de April de 2010 00:00

La Ley de Aguas preocupa a industriales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil
guayaquil@elcomercio.com

Otro sector productivo de Guayaquil, la Cámara de Industrias, expresó su preocupación por algunos acápites de la Ley de Recursos Hídricos. Ayer, el presidente alterno, Bruno Leone, habló de las afectaciones que la norma causaría  en caso de    aprobarse como está.
 
Las    críticas de este gremio se concentra en siete campos.  Leone señaló que  el primero hace referencia al     aprovechamiento productivo. El artículo 88   dice que el aprovechamiento del recurso  para actividades productivas  cede ante otros usos  tales como el humano, los derechos de la naturaleza, comunas, etcétera. Y  tiene límites en los principios de precaución, sustentabilidad, prevención, eficacia y prevalencia.



800 socios
están afiliados a la Cámara de Industrias de Guayaquil. Es la más numerosa  del país.

Para el industrial, este artículo    no está claro, ya que en la práctica, el acceso al agua para las actividades productivas es restringido por una serie de condicionantes.

Además, genera dudas que en el segundo inciso se establezca la obligatoriedad para  realizar una consulta previa  a la población, que facultaría o no la utilización del recurso hídrico para esta  actividad.

Otro ejemplo se refiere a las tasas y tarifas. Según el artículo 170, el otorgamiento de una autorización de aprovechamiento del agua  para actividades productivas generaría el pago de valores por una serie de conceptos.

Según la Cámara, en la práctica se convertirán en impuestos para la producción. Allí están la tasa de administración, operación y mantenimiento de   infraestructura hidráulica y la  tarifa hídrica volumétrica.

También están la tasa administrativa por autorización,  la tasa de prevención, control y remediación, la tasa en función de las utilidades generadas en el proceso productivo y, por último,  la tasa por tratamiento de las aguas efluentes.

Los otros cuestionamientos abarcan temas relacionados con la concentración del recurso, la transferencia de derechos de aprovechamiento, infracciones y sanciones, los límites a la propiedad y el aprovechamiento de agua en el  sector privado.

Leone hizo un llamado al Gobierno y a los asambleístas de Alianza País para que la ley que se apruebe permita una  buena administración del      recurso, pero que ello no implique una afectación al sector productivo. “De ocurrir, ello se evidenciará en el incremento del desempleo”.

Por eso, la Cámara pidió una cita a la comisión que tramita esta ley, para exponer  sus preocupaciones sobre su contenido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)