7 de marzo de 2016 00:00

Berrezueta: ‘Aspiro que el desempleo no suba más allá de un dígito’

Entrevista a Leonardo Berrezueta, ministro de Trabajo. Foto: EL COMERCIO

Entrevista a Leonardo Berrezueta, ministro de Trabajo. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 65
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Mónica Orozco
Editora (I)

Entrevista a Leonardo Berrezueta,  ministro de Trabajo

¿La reforma laboral propuesta por el Gobierno es o no flexibilización?

Absolutamente no. Flexibilizar es regresar al contrato por horas, a la tercerización, a la no afiliación al seguro. Lo que buscamos es que pueda haber un acuerdo entre empleador y trabajador para reducir la jornada laboral hasta en un 25%. Esto implica trabajar 25% menos y ganar 25% menos evidentemente, pero solo en caso extremo, en caso de cierre de la empresa. No olvidemos que, sin esta opción, posiblemente esa empresa cerraría. Si fuera un paciente, sería para casos en los que el paciente está en cuidados intensivos, llega el médico y dice que ya no hay nada que hacer y hay que llamar al cura.

Si no es flexibilizar, ¿entonces qué es?

Es adaptar la situación de la jornada laboral a las actuales circunstancias económicas del país. En este sentido, hemos buscado los mecanismos para cuidar el derecho de los trabajadores y dar una opción al sector productivo, y que no se produzcan más despidos.

Para los trabajadores se está precarizando el trabajo y afectando derechos contemplados en la Carta Política. ¿Exige esta reforma -como ellos piden- una consulta de la Corte Constitucional?

Esperemos primero que se apruebe la ley y veamos cómo termina. Aprobada la Ley, cualquier ciudadano puede presentar una demanda, pero creemos que no estamos tocando un solo centavo del salario del trabajador: a igual trabajo igual remuneración; y tampoco estamos aumentando un solo minuto la jornada. Creo que eso desvanece su argumento de que vamos a la flexibilización o a la precarización del empleo.

¿Por qué es necesaria esta reforma?

El tema del desempleo está golpeando al sector agrícola, manufacturero, comercial, construcción y a pequeñas y medianas empresas, según cifras que manejamos. Eso llevó a determinar estas políticas. Son alternativas para que no siga creciendo el desempleo y, al contrario, disminuya.

Las cámaras productivas ya habían advertido que la eliminación del contrato a plazo fijo iba a generar desempleo, ¿el proyecto de reforma busca corregir eso?

El contrato a plazo fijo se derogó en la Ley de Justicia Laboral, de abril pasado, y ahora todos los contratos son indefinidos. Para unos sectores funciona; para otros, no. Estamos generando, como una alternativa (a esta figura), acuerdos ministeriales con modalidades de contrato para diferentes ramas de actividad como la agropecuaria, la construcción, la manufacturera, la bioacuática y nos falta el sector florícola.

¿Por qué no se escuchó al sector productivo; en bonanza no se les escucha y en crisis sí?

El Gobierno ha escuchado a todos los sectores, en bonanza o en crisis.

Pero ahora sí se ven reflejadas sus propuestas...

En época de bonanza no tenían las mejores intenciones, sino más bien generar un tema de desgaste al Gobierno. Hablo de sectores que han tenido una agenda política, como Creo. Sin embargo, considero que este momento hemos abierto una página importante en el diálogo tripartido (trabajadores, empresarios y Gobierno) a través de la institucionalización del Consejo Nacional de Trabajo.

¿La crisis abrió el diálogo?

No es crisis, porque si estuviéramos en crisis no pudiéramos ni siquiera pagar sueldos, pero sí hemos sentido la contracción económica.

¿Por qué no volver simplemente al contrato de plazo fijo?

Causaríamos un caos jurídico e institucional en las empresas, en relaciones obrero patronal. Habría acciones de despido intempestivo, generación de reclamos laborales. El contrato a plazo fijo murió con la Ley de Justicia Laboral. Creo que es una conquista por la cual hemos luchado los sectores progresistas y es difícil volver al contrato a plazo fijo.

¿Cuál es su proyección del desempleo para 2016?

En 4,77% cerramos el 2015, 0,97 más que el 2014. No tenemos una proyección para el desempleo de este año, esperamos que no nos incremente mucho, estamos tomando las previsiones necesarias. Si todos hacemos un acuerdo nacional, que ha sido nuestro lema, podemos generar un ambiente positivo en el país.

¿Expertos creen que la tasa podría subir hasta un punto o dos en este año?

Podría ser, pero yo creo que si logramos hacer bien la tarea, yo aspiro que no nos pueda subir más allá de un dígito.

Hoja de vida


Formación.
El Secretario de Estado es Doctor en Jurisprudencia y Abogado, con una Maestría en asesoría Jurídica de Empresas y un Diplomado Superior en Conflictividades Urbanas, Violencias y Delitos.

Experiencia.

Antes de ocupar esta dignidad cumplió funciones como Gobernador del Azuay, Secretario Nacional de la Presidencia de la República, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)