11 de julio de 2017 14:43

Lenín Moreno: ‘Se podía haber sido un poquito más mesurado al momento de dejar cuentas en mejores condiciones’

El presidente Lenín Moreno dijo que nadie lo amedrentará en su lucha contra la corrupción, este 11 de julio del 2017. Foto: Flickr Presidente de Ecuador

El presidente Lenín Moreno dijo que nadie lo amedrentará en su lucha contra la corrupción, este 11 de julio del 2017. Foto: Flickr Presidente de Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 67
Triste 1
Indiferente 14
Sorprendido 29
Contento 458
Redacción Elcomercio.com

“No hay tal mesa servida, esa es la pura y neta verdad”. Con esas palabras, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dejó sin piso este martes 11 de julio del 2017 a la aseveración del expresidente Rafael Correa, quien el pasado 2 de abril, durante las elecciones, dijo que “todo está preparado” para “dejar la mesa servida” a su sucesor.

“No hay tal mesa servida, entiendo que todo eso fue consecuencia de mucho trabajo y mucho esfuerzo por reinstitucionalizar el país; pero, por favor, creo que se podía haber sido un poquito más mesurado al momento de dejar cuentas en mejores condiciones”, puntualizó el presidente Moreno, este martes 11, durante la presentación de los mecanismos e implementación de la Estrategia Nacional por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción, en Carondelet.

“Una cosa es lo que se dice y otra lo que se da. La condición económica del Ecuador es muy difícil, es sumamente difícil, vamos a salir adelante con el esfuerzo de todos”, enfatizó Moreno y apuntó: “No digo que el país está quebrado, porque realmente tenemos mucho entusiasmo por salir adelante. Ahora se respira libertad y eso es maravilloso”.

En sus primeros 50 días de Gobierno, usuarios de redes sociales han cuestionado que Moreno no se pronunciara en defensa de actores políticos. Incluso, militantes se dirigieron en Twitter a Correa para hacerle notar que el Presidente no decía nada por los señalamientos de la oposición al vicepresidente, Jorge Glas.

“Los medios un poco a veces dirán por qué no dice nada con respecto a la corrupción. Por eso mismo, porque la palabra del Presidente podría significar sentencia, pues. Uno tiene que ser escrupuloso con el manejo de su palabra”, increpó Moreno,

“Imagínense ustedes si es que yo de alguna forma acuso a equis persona o no lo acuso, los presidentes de las funciones (de control) pueden considerar que a lo mejor hay que ajustarse a ese pensamiento. No. He dicho que va a haber completa libertad de actuar de las funciones y vuelvo a recalcar: no me dejo amedrentar. He pedido, eso sí, a las funciones que actúen con ética, con justicia y con verdad. Y todo aquello que tengan, lo saquen; no se deben guardar absolutamente nada”, señaló el Mandatario.

“De a poco toda la gente va a ir abandonando su comportamiento ovejuno y va a empezar a respirar verdaderamente esta libertad nueva, que es como me siento yo a gusto”, sostuvo Moreno y defendió el derecho a la crítica que tiene la gente. “En más de una ocasión he manifestado que yo considero la crítica como el asesoramiento gratuito que tenemos los gobernantes”. 

Las declaraciones de Moreno se producen un día después de que Correa criticara su estilo de Gobierno, antes de su partida a Bélgica. La tarde del lunes 10 de julio, en las inmediaciones del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, Correa dijo: “Es obvio que el 2 de abril derrotamos a la oposición; no estoy seguro si venció la revolución ciudadana”.

En su cuenta de Twitter, Moreno respondió: “Por si alguien duda, perdió la oposición. La revolución ciudadana ganó y continúa”. Y adjuntó una imagen con un mensaje; en su última línea, reza: “Revolución es luchar por la paz”.


“Estoy seguro de que en esas normas de inculcar pedagógicamente la ética que tiene la Unesco seguramente hay un punto que dice dialoga. Pero no dialogues únicamente con los que piensen igual a ti pues; eso es distorsión de lo que es el diálogo. Uno tiene que dialogar con todos”, señaló el Presidente, quien impulsa la estrategia de Diálogo Nacional con todos los sectores, como estandarte de su Gobierno, pese a críticas de militantes de Alianza País, por reunirse con la oposición.


Lenín Moreno, además, dio un mensaje a los funcionarios del Estado: “La desidia, la apatía, la grosería, la falta de tolerancia, la falta de respeto de los servidores públicos en muchas ocasiones son actos de corrupción, porque en primer lugar están robándole la plata al mismo ciudadano, porque no están cumpliendo la función por la cual se le está pagando y en segundo lugar causan un daño terrible el momento en que retrasan, guardan esconden información seguramente para un beneficio personal o por perversidad manifiesta”.


Al dirigirse a los integrantes del Frente por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción, grupo creado en el inicio de su Gobierno, Moreno señaló: “Cuando le hablan a uno de la corrupción siente entrar en un laberinto. Créanme que al comienzo me sentí como en un laberinto, porque una cosa es hacer una promesa electoral, una cirugía mayor a la corrupción, y otra cosa es: y ahora cómo lo hago. Entra en un laberinto del cual muy difícilmente puede salir sin la ayuda que ustedes están representando. Un laberinto en el cual cualquier momento le cae el minotauro y le tacha de traidor. Eso es peligrosísimo”.

Moreno, sentado a la cabeza de la mesa del Salón de Gabinete, acompañado por los integrantes del frente contra la corrupción, fue directo: “Si ofrecimos una cirugía mayor, cumplamos una cirugía mayor, sin ningún tipo de amedrentamientos. Muchísimas gracias por estar aquí y perdonen el tono, no es contra ustedes”. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (151)
No (5)