15 de febrero de 2018 00:00

Lenín Moreno y Juan Manuel Santos se reúnen para revisar seguridad fronteriza

El presidente Moreno llegó a Colombia el 14 de febrero. Foto: Cortesía Secom

El presidente Moreno llegó a Colombia el 14 de febrero. Foto: Cortesía Secom

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Redacción El Comercio
y EFE (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La situación en la frontera norte ahora se analiza a alto nivel. El miércoles, 14 de febrero del 2018, el presidente Lenín Moreno arribó a Pereira, Colombia, para abordar este tema. El Jefe de Estado se reu­nirá el jueves con su homólogo Juan Manuel Santos.

Los mandatarios tratarán los últimos acontecimientos registrados en el cordón fronterizo, especialmente el ataque terrorista perpetrado a la unidad policial de San Lorenzo, el 27 de enero pasado.

El miércoles ya se dieron los primeros diálogos entre autoridades de ambos países. En la tarde se instaló una mesa de trabajo denominada Mecanismo 3+2, en la que se intercambió información sobre la seguridad en los poblados que están a lo largo de la frontera.

Allí estuvieron presentes la canciller de Colombia, María Ángela Holguín; el ministro de Defensa de ese país, Luis Carlos Villegas; y, por Ecuador, la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa; y los ministros de Defensa, Patricio Zambrano, y de Interior, César Navas. Las cúpulas militar y policial de ambas naciones también presentaron informes de trabajo.

Mientras eso ocurría en Pereira, en Quito se difundió un comunicado de ocho organizaciones de derechos humanos, en el que se advertía del desplazamiento forzado de familias indígenas en El Chical (Carchi), por enfrentamiento entre grupos armados en poblados colombianos.

El 14 de febrero, Guillermo Robayo, de la Misión Scalabriniana Ecuador, una de las ocho organizaciones que firmaron el comunicado, aseguró a EL COMERCIO que al menos 40 familias (unas 100 personas) fueron acogidas en un refugio temporal de El Chical, debido a los combates entre los disidentes de las FARC y el ELN.

Las familias permanecen desde la última semana de enero en el albergue, precisó.

Para estas organizaciones, los últimos hechos de violencia registrados en la frontera norte se deben a las disputas por el control de los territorios que dejaron las FARC tras la firma del acuerdo de paz.

“La presencia de estos actores irregulares, en mucho se debe a que los Estados de Ecuador y de Colombia no tienen una propuesta de desarrollo integral para la zona transfronteriza, basada en los derechos de las personas”, agrega el documento.

Por eso solicitan una estrategia urgente para dar respuesta a las brechas de desarrollo socioeconómico que existe en la zona de frontera.

En la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) conocen sobre estos brotes de violencia. La entidad analizó la Campaña Hércules, un plan de seguridad e inversión social implementado por Colombia en Nariño, frontera con Esmeraldas, desde enero.

Como parte de esa iniciativa, el Gobierno de Santos envió 9 000 hombres a Nariño.

Para la Senain, ese despliegue militar y policial ocasionó un “desbordamiento de violencia” en los municipios de ese departamento colombiano, lo que a su vez ha ocasionado que los grupos criminales se refugien en las zonas más próximas a la frontera.

En el último mes, las fuerzas de seguridad de Ecuador no solo registraron el ataque al comando policial de San Lorenzo, también han detectado dos bases de adoctrinamiento en Sucumbíos, vinculadas a disidencias de las FARC.

Por ahora, las autoridades no conocen con qué fin se instruía a los exguerrilleros.

En el departamento de Putumayo, frontera con Sucumbíos, operan desertores de los frentes 48 y 32 de las FARC, según informes militares. Ellos controlan los cultivos de coca.

En la cita de esta mañana también se discutirán temas relacionados con migración.

Precisamente, en el comunicado de las ocho organizaciones se habla del “flujo cada vez mayor de población desplazada por la violencia en Colombia”, que se suma a la “llegada masiva de venezolanos”. Según las agrupaciones, Ecuador no ha dado respuestas adecuadas a estos hechos.

Para ello piden que se refuercen los mecanismos relacionados con la entrega de estatus de refugio a las personas que huyen a Ecuador.

El comunicado lo suscriben Misión Scalabriniana, el Servicio Jesuita a Refugiados, Caritas, Consultoría para el Desplazamiento y los DD.HH., Mesa de Víctimas del Conflicto Colombiano en Quito, Fundación Alas de Colibrí, Coalición por las Migraciones y el Refugio, Comité Permanente por la Defensa de los DD.HH.

En contexto

En el VI Gabinete Binacional, que finaliza hoy, participan funcionarios de 15 ministerios de Colombia; así como delegados de 23 ministerios y secretarías de Ecuador. El año pasado, este encuentro binacional se desarrolló en la ciudad de Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)