14 de abril de 2018 00:00

Lenín Moreno confirmó el asesinato de secuestrados y anunció plan

El Consejo de Seguridad Pública del Estado (Cosepe) se reunió la mañana de ayer (13 de abril del 2018), en Quito; estuvo presidido por el presidente Lenín Moreno. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

El Consejo de Seguridad Pública del Estado (Cosepe) se reunió la mañana de ayer (13 de abril del 2018), en Quito; estuvo presidido por el presidente Lenín Moreno. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 426
Triste 50
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los integrantes del Consejo de Seguridad Pública del Estado (Cosepe) ingresaron antes de las 13:00 de ayer a la Sala de Crisis del ECU-911, en Quito.

Luego entró el presidente Lenín Moreno y tomó la palabra, tras haberse cumplido el plazo de 12 horas para que se dé una prueba de vida de los tres integrantes del equipo periodístico de EL COMERCIO.

El plazo se cumplió a las 10:50 de ayer (13 de abril del 2018). Moreno inició su intervención a las 13:02 y dijo: “Con profundo pesar, lamento informar que se han cumplido las 12 de horas de plazo establecido. No hemos recibido ninguna prueba de vida. Lamentablemente, tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”.

Así ratificó el crimen del periodista Javier Ortega (32 años), del fotógrafo Paúl Rivas (45) y del conductor Efraín Segarra (60), secuestrados el 26 de marzo en Mataje (Esmeraldas), cuando realizaban una cobertura periodística en la frontera con Colombia.

Luego, Moreno agregó: “Más allá de los esfuerzos, se ha confirmado que estos criminales nunca tuvieron la intención de entregárnoslos sanos y salvos, y que lo único que querían era ganar tiempo”. Además, anunció que se retoman las operaciones de seguridad en la frontera norte y en Mataje, zona donde fueron secuestrados los tres ecuatorianos.

Detalló las siete medidas implementadas. Leyó cada una y dijo que se levantó la reserva de información pertinente para conocer los esfuerzos del Régimen por garantizar la vida de los ecuatorianos.

Otra medida fue fijar una recompensa de USD 100 000 a quien entregue información que permita capturar a alias ‘Guacho’, quien además fue incluido en la lista de los más buscados. “Estamos trabajando en las investigaciones para buscar más elementos”, dijo el fiscal Carlos Baca, a su salida del edificio del ECU-911.

La sexta medida implementada por Moreno fue reunirse con autoridades colombianas. Esto se cumplió ayer. Por disposición del presidente Juan Manuel Santos, los altos mandos militar y policial llegaron al país y se reunieron con Moreno para coordinar acciones. En la cita participaron Alberto José Mejía, comandante general del Ejército; el ministro de Defensa, Luis Villegas, y el general Jorge Nieto, director general de Policía de Colombia.

Entre los temas planteados en la reunión de las autoridades de los dos países está activar un plan de seguridad.

El Ministro de Defensa de Colombia detalló que la recompensa por información para capturar a ‘Guacho’ subió a USD 230 000, tras la cita.

“La cooperación con Ecuador es total. Desde el principio estamos atendiendo las peticiones que nos ha hecho en los distintos campos donde Colombia tiene experiencia, adquirida por la sangre, por la amenaza que le ha significado durante años la violencia. Hemos puesto a disposición recursos, información y una coordinación de operaciones”.

Villegas agregó que también se empezaron a coordinar acciones para la recuperación de los tres cuerpos. Al respecto hay un frente de actividades en marcha después de la confirmación del asesinato.
La ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa, gestiona en Lima (Perú) con la canciller colombiana, María Ángela Holguín, la repatriación de los cuerpos, aprovechando la realización de la Cumbre de las Américas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirmó que recibió una petición para intermediar en esta acción.

El CICR recibió la solicitud tanto de autoridades ecuatorianas y colombianas como de las familias y del grupo liderado por ‘Guacho’ para facilitar una posible operación, informó el comité en un comunicado difundido ayer.

Philippe Guinand, jefe de la delegación regional del CICR, que abarca Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, lamentó “profundamente que estas personas hayan perdido la vida” y expresó sus “más profundas condolencias” a las familias, al pueblo ecuatoriano y al gremio periodístico.

Por su parte, el jefe de Delegación del CICR, en Colombia, Christoph Harnisch, insistió en llamar “a todos los grupos armados para que respeten las normas humanitarias”. “La toma de rehenes y la muerte de civiles es un acto condenable desde cualquier punto de vista”, subrayó Harnisch.

En cambio, ayer en la tarde, Moreno decretó cuatro días de Duelo Nacional. Según el acuerdo, se dispuso que la Bandera nacional permanezca a media asta en todos los edificios públicos y privados.

Después de la intervención de Moreno, en el mismo ECU-911 hablaron Polivio Vinueza, de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase), Pablo Aguirre, director de Inteligencia, y Mauricio Gutiérrez, director general de Operaciones.

Allí, Vinueza explicó que el problema de los secuestrados tuvo como trasfondo la operación Impacto, el 12 de enero del 2018 en Mataje, provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia. Fueron detenidos tres individuos y “procesados por tráfico ilícito de armas”.

Según Vinueza, dentro del proceso seguido, el Cosepe sí valoró la posibilidad de efectuar un canje de presos por los tres miembros del equipo periodístico. “La Fiscalía y la Judicatura estaban viendo los caminos legales para poder dar una solución posible a este requerimiento”, dijo.

Detalló que el último contacto con los secuestradores fue el 7 de abril. La vía de comunicación, según Vinueza, fue la plataforma WhatsApp. Allí se conectaban 10 minutos. Anunció que hay operaciones conjuntas con Colombia.

Las siete medidas

1. Se levantó la reserva de información pertinente para conocer las acciones para garantizar la vida de los ecuatorianos. A partir de allí se revelaron detalles de la operación realizada.

2. Las operaciones militares y policiales en la frontera norte con Colombia se reactivaron. Grupos de élite de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas se desplegaron en la zona de Esmeraldas.

3. Se creará una jurisdicción especializada en crimen organizado, con sede en Quito, para garantizar la seguridad de jueces y fiscales.
4. Alias ‘Guacho’ fue incluido en la lista de los más buscados y se ofreció una recompensa de USD 100 000.

5. Se declaró  zona de seguridad el área donde ocurrió el secuestro, para incrementar los controles militares y policiales.

6. Por solicitud del Gobierno del Ecuador, los altos mandos de Colombia están dispuestos a iniciar acciones coordinadas en la frontera norte del país.

7. Se tomó contacto con organismos internacionales y con la Iglesia ecuatoriana para la recuperación de los cuerpos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (3)