14 de junio de 2017 00:00

Lenín Moreno también se apoya en sus amigos y excolaboradores

El presidente Lenín Moreno junto al secretario Eduardo Mangas y la canciller Fernanda Espinosa, en Carondelet. Foto: Archivo/EL COMERCIO

El presidente Lenín Moreno junto al secretario Eduardo Mangas y la canciller Fernanda Espinosa, en Carondelet. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 139
Triste 5
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 28
Redacciones Política y
Seguridad (I)

La dinámica dentro de Carondelet es reservada. Ni siquiera los funcionarios del Palacio están al tanto del detalle de la agenda del presidente Lenín Moreno. Quien sí la conoce es su mano derecha, Eduardo Mangas, el secretario de la Presidencia, quien ya era su asesor en Ginebra, cuando fue enviado especial de la ONU.

Las actividades de Moreno se dan a puerta cerrada. En la mayoría de los casos, según fuentes de la Presidencia, la información se conoce con pocas horas de anticipación.

En la página web de la entidad, el último distributivo que consta corresponde a abril pasado. Por eso aún no se conocen los cambios y ratificaciones en el personal. A fin de abril, 508 personas constaban en la nómina, entre quienes destacaban ocho consejeros de Gobierno, 21 asesores y 40 empleados de nivel directivo.

Moreno decidió eliminar los seis ministerios coordinadores y anunció que se apoyaría en consejerías. En esos cargos están designados ya, de manera oficial, Virgilio Hernández, en Hábitat, y Patricio Rivera, en Política Económica.

Sobre sus asesores se conoce poco. Aunque negó trabajar en la Presidencia, Gustavo Larrea confirmó que está cerca de Moreno, su amigo personal desde hace 40 años. “Yo apoyo al Presidente, me reúno con él y nada más. Es un apoyo político, conversamos sobre el país, pero es una relación de confianza, de amistad”.

Larrea y Moreno compartieron espacios como el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en su época universitaria. El dirigente del movimiento Democracia Sí, que no obtuvo la personería jurídica para las elecciones pasadas, fue también ministro de Gobierno y de Coordinación de Seguridad de Rafael Correa, de quien se alejó el 2009.

Quien también ha estado en Carondelet es Andrés Michelena, cercano colaborador de Moreno desde la Vicepresidencia, y encargado de la comunicación durante la campaña. Este Diario conoció que ambos mantienen contacto pero, de momento, su colaboración es informal, debido a la amistad que los une.

La agenda de Moreno es organizada directamente por Mangas. La Secretaría bajo su mando tiene más atribuciones para, tras la eliminación de la Secretaría de la Administración Pública y de los ministerios coordinadores.

El Secretario asiste al Presidente en materia de Gobierno y administración pública, así como en la coordinación con los ministros y funcionarios. Además, Moreno designó a Mangas como su delegado ante el Directorio de Petroamazonas y Petroecuador.

Johana Pesántez, nueva secretaria jurídica de la Presidencia, es otra funcionaria que está en el círculo cercano del Mandatario. Pero, debido a sus funciones, no comparte toda la agenda de Moreno.

Los otros funcionarios próximos al Mandatario son la canciller María Fernanda Espinosa, la secretaria de la Política, Paola Pabón, y Andrés Mideros, titular de la Secretaría de Planificación. Sin embargo, las reuniones con ellos son por temas puntuales.

En cuanto a su seguridad, el brigadier general de la FAE Marco Brito, continúa dirigiendo el Servicio de Protección Presidencial, conformado por policías y militares de élite. Él llegó a ese puesto el 9 de noviembre del 2016.

El 15 de mayo pasado, Cristian Castillo, entonces secretario general de la Presidencia, aseguró que Correa contaba con un equipo de seguridad conformado por unas 40 personas. Ayer, 13 de junio de 2017, oficiales de la Policía dijeron que en caravanas o actos públicos, la Dirección General de Operaciones incrementa el número de uniformados a cargo de la protección presidencial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (11)