3 de noviembre de 2017 22:00

El presidente Lenín Moreno fue aplaudido en Cuenca

Lenin Moreno, presidente de Ecuador, junto al alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, y el gobernador del Azuay, Xavier Enderica. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Lenin Moreno, presidente de Ecuador, junto al alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, y el gobernador del Azuay, Xavier Enderica. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 420
Triste 1
Indiferente 46
Sorprendido 27
Contento 1236
Lineida Castillo

Más de 40 minutos duró la intervención del presidente de la República, Lenín Moreno, en la sesión solemne por los 197 años de independencia de Cuenca que se cumplió en el Salón de la Ciudad.

A ese evento le acompañaron ministros de Estado y autoridades provinciales y locales de su Gobierno. Su intervención fue después de la del alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, quién antes le ofreció públicamente el respaldo a la consulta popular y valoró los diálogos con todos los sectores del país.

El presidente Moreno inició su intervención haciendo un recuento de la gesta histórica del 3 de noviembre de 1820 y felicitando a los cuencanos por ser ejemplo para el país en limpieza de la ciudad, cobertura de servicios básicos, emprendimientos, hospitalidad…

Luego agradeció al alcalde Cabrera por su apoyo a la consulta y dentro de los temas planteados destacó la eliminación de la reelección indefinida y la no práctica de la minería en fuentes de agua.

Él dijo que la reelección indefinida es la forma de perversión democrática “porque allí se forman esos círculos que sostienen a los mandatarios en el poder” y mencionó algunos casos de América Latina. "La alternabilidad es condición de la democracia”, precisó.

Por eso, insistió que la reelección indefinida -a partir de la consulta popular- ya no va más. Y sobre la minería a gran escala, dijo que no permitirá ninguna actividad en fuentes de agua. Estas palabras sacaron aplausos ensordecedores de los presentes, entre ellos estaban habitantes de Río Blanco, que se oponen al proyecto del mismo nombre ubicado en la parte alta de la parroquia cuencana de Molleturo,

Otro tema que criticó fue los títulos Honoris Causa y dijo que llamará a las embajadas del Ecuador para adelantarles que en ningún caso aceptará estos reconocimientos. Esto también mereció aplausos de los asistentes.

Finalmente, mencionó algunos proyectos que apoyará su Gobierno a la provincia de Azuay en vialidad, conectividad terrestre, salud, educación, turismo, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (36)