11 de abril de 2018 00:00

El Legislativo, sin acuerdos para ir a la reestructuración

La Asamblea no llegó a debatir la reestructuración de la institución. No había los votos y Raúl Tello retiró su pedido. Foto: Alfredo Lagla / EL Comercio

La Asamblea no llegó a debatir la reestructuración de la institución. No había los votos y Raúl Tello retiró su pedido. Foto: Alfredo Lagla / EL Comercio

valore
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los asambleístas de la Bancada de Integración Nacional (BIN) no lograron un acuerdo, en los 15 días de receso legislativo, sobre a qué candidato impulsarían para que forme parte del Consejo de Administración Legislativa (CAL).

René Yandún, coordinador del bloque, se perfilaba para el cargo, frente a una esperada reestructuración de las autoridades de la Asamblea.

Pero en medio de las conversaciones sobre los cambios en el Legislativo apareció un ‘outsider’ en su propia bancada que aglutinó mayor apoyo.

César Solórzano, del Partido Sociedad Patriótica (PSP), contó que en un sufragio interno de la bancada tuvo “entre 10 y 15 votos” para ir al CAL.

Para Yandún no existió tal votación que dio el espaldarazo a Solórzano. Por eso, insistirá en reunirse -más adelante- con sus compañeros para tener un candidato único y proponer una posible modificación en la Asamblea, a futuro.

Según cálculos del BIN, esa bancada debe tener por lo menos dos presidencias de comisiones y un vocal en el CAL.

En el proceso de reestructuración estaban interesadas cuatro fuerzas: Alianza País, el movimiento Creo, el BIN y parte de los independientes. En total representan 84 votos. Es decir, los suficientes para aprobarlo. Sin embargo, sin el apoyo del BIN solo se hubiesen alcanzado 69 votos, uno menos de los necesarios para tener una mayoría absoluta.

Actualmente, en el Consejo Legislativo se encuentran los oficialistas Elizabeth Cabezas y Carlos Bergmann; los opositores Luis Fernando Torres y Patricio Donoso; la ahora independiente Viviana Bonilla; Soledad Buendía, de la Revolución Alfarista (correísta); y Verónica Arias, que divide su voto entre ambos sectores.

Bonilla, primera vicepresidenta de la Asamblea, retornó ayer de su permiso de maternidad y aseguró que la reestructuración era ilegal. Siempre estuvo en contra, y afirmó que la falta de acuerdos lo impidió.

La propuesta de reestructurar las comisiones permanentes y el CAL provino del propio BIN. Raúl Tello presentó una moción a mediados de marzo. Habló de un bloqueo en las comisiones y un cambio en la correlación de fuerzas políticas, que merecía una modificación.

Pero ayer se echó para atrás y decidió retirar su moción. Dijo que hay otros temas urgentes. Entre ellos, señaló la necesidad de aprobar leyes sobre educación, salud, seguridad social y de fomento al empleo y también la fiscalización. Además, el presidente Lenín Moreno presentó ya su programa económico, que requiere la aprobación de leyes.

En cuanto a la fiscalización, hoy tiene que acudir el fiscal Carlos Baca a la Comisión de Control Político para presentar las pruebas de descargo en el proceso de juicio en su contra. Y se espera que llegue un nuevo pedido de censura en contra del titular del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh.

Tello reconoció problemas internos en el BIN, pero negó que el retiro de la propuesta obedezca a este grupo. Más bien apuntó a la nueva presidenta, Elizabeth Cabezas (Alianza País), de no haber conseguido el apoyo necesario para los cambios en el período de vacancia legislativa. Para él, se debe dejar la modificación hasta el siguiente período.

A esto se suman las divergencias al interior del oficialismo. El legislador Jorge Yunda, vicepresidente de la Comisión de Salud, señaló que no estaba a favor de la reestructuración y se hubiese abstenido.

Por su parte César Litardo, de AP, negó que hayan existido repartos. Para él, el tema se va a retomar para encontrar mecanismos de reestructuración que reflejen que el correísmo ya no tiene mayoría.

Sin esta modificación, la Revolución Alfarista maneja las comisiones permanentes de Justicia, Régimen Económico, Derechos de los Trabajadores y Relaciones Internacionales. Los integrantes de esta última mesa han solicitado la renuncia de la presidenta Doris Soliz. El correísmo también perdió Educación, por la renuncia de Augusto Espinosa.

Para Creo, la reestructuración está suspendida porque “el oficialismo no entiende que el momento político cambió”, indicó Fabricio Villamar. A su criterio, se deben dar espacios en el Legislativo a todas las fuerzas de manera proporcional al tamaño de sus bancadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)