2 de March de 2010 00:00

Lecciones de los terremotos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Editorial Diario El Comercio

Surge el sincero y humano sentimiento de solidaridad con el pueblo de Chile que afronta hoy una hora de dolor. También aflora la eterna pregunta de la condición humana, la causa de las cosas y los misterios de la naturaleza.

Al mismo tiempo, ver a Chile reaccionar, altivo, frente a la tragedia, y aquilatar su grado de organización y madurez, se vuelve  un ejemplo cercano que nos inyecta esperanza pero nos llena de interrogantes.

Un terremoto desnuda las falencias: la infraestructura es frágil, las comunicaciones carecen de sistemas alternativos, las alarmas son insuficientes y la avanzada información científica tampoco puede ser canalizada a tiempo. Esa verdad incontrastable surgió con la marejada que  arrasó varios poblados costaneros.

Pero Chile se levanta; es una sociedad en marcha que quiere superar con esfuerzo la destrucción e intenta frenar el caos. Es símbolo inequívoco de madurez política ver el encuentro de la presidenta Michelle Bachelet con el  Gabinete del Presidente electo. Ambos rivales ideológicos juntos para pensar en el país.
El mundo vio horrorizado la gran tragedia  de Haití. Si las cifras oficiales de Chile citan un número doloroso de 700 fallecidos, el número fatal en Haití supera los 200 000.

El Ecuador es tierra de volcanes y de sismos. No estamos exentos de eventos como los recientemente registrados en Sudamérica y el Caribe. Tenemos mecanismos de emergencia, pero nos preguntamos si funcionan. ¿Están capacitados los pobladores, sabemos lo que se debe hacer?

Queremos certezas de las autoridades y los expertos sobre los sistemas de construcción de viviendas e infraestructura y su riguroso cumplimiento. Chile y Haití  encienden nuestras alertas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)