12 de mayo de 2016 11:59

El nexo Báez-Ecuador se indaga en Argentina

El 5 de abril fue detenido Lázaro Báez (de negro), señalado por supuesto lavado. Foto: AFP

El 5 de abril fue detenido Lázaro Báez (de negro), señalado por supuesto lavado. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 58
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 9
Andrés Jaramillo

El 25 de agosto del 2010, Electro Ecuatoriana hizo una transferencia de USD 174 088,30. El destino fue la empresa suiza Helvetic Service Group S.A. (HSG). El dinero hizo dos paradas antes de llegar a su cuenta. La primera en la entidad financiera Unión de Bancos Suizos, en Lugano, Suiza. Luego en el Banco Clariden Leu.

El movimiento captó la atención de las autoridades argentinas cuando Graciela Ocaña, diputada del partido político Confianza Pública, lo mencionó el 31 de marzo pasado. Entregó documentación sobre 99 movimientos financieros, por al menos USD 30 millones, a los jueces que indagan el caso la Ruta del dinero K.

En este se investiga, entre otros empresarios, a Lázaro Báez, detenido en Argentina. Él, según la Fiscalía local, supuestamente fue una pieza clave en una red de lavado de activos. 50 propiedades a su nombre fueron allanadas.

En el expediente del caso se señala que Báez sacó fuertes sumas de dinero de Argentina hacia empresas suizas, como HSG, a través de unas 150 empresas ‘offshore’ creadas en países como Panamá y EE.UU., pero también en paraísos fiscales como Belice y las Islas Seychelles.

Se crearon con la ayuda de Mossack Fonseca Internacional (MF), la firma cuyos documentos fueron filtrados y permitieron la investigación ‘Panama Papers’ del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. La relación entre HSG y MF resultó del análisis de esos papeles, la mayoría en correos electrónicos.

La Ruta del dinero K, según la Fiscalía, se iniciaba en Argentina. Se sacaban los recursos (de origen desconocido) a varios países y tras varias escalas llegaban a HSG, regresaban limpios a Argentina u otros países. En Argentina se investiga si la firma ecuatoriana fue parte de ese entramado.

Los inicios de Electro Ecuatoriana S.A.C.I. datan de 1864. Hubo una inversión de un grupo suizo con la casa Max Muller & Co. Para 1953, esa inversión se desagregó y se constituyó Electro Ecuatoriana S.A.C.I. Ofrece soluciones integrales en sectores de generación y trasmisión de energía, comercialización de equipos de movilidad y otros.

Electro Ecuatoriana, en respuesta a un cuestionario enviado por este Diario, confirmó la transferencia de USD 174 088,30 (a HSG). Además, informó que la firma suiza fue su accionista desde julio del 2009 hasta diciembre del 2014.

Según la empresa ecuatoriana, todo eso se notificó a las autoridades de control. Y se especificó que HSG era una compañía suiza domiciliada en Lugano, cuyos accionistas eran de Suiza y de Italia. La transferencia, agregó, fue por concepto de “utilidades, registrada en contabilidad, auditoría y en la entidad de control”.

En la actualidad, según el registro de la Superintendencia de Compañías del Ecuador, los socios con mayor capital de Electro Ecuatoriana están domiciliados en Panamá y Suiza.

Relación Báez-Kirchner

Lázaro Báez es conocido como el ‘Empresario K’, en Argentina. Esto por su estrecha relación con los expresidentes Néstor Kirchner y su esposa Cristina de Kirchner. Había una amistad y un vínculo comercial. El expresidente Néstor Kirchner le dio el poder a Austral Construcciones, de propiedad de Báez, como inversor fideicomitente, para construir 10 de sus inmuebles. Eso consta en el acta del Directorio del 10 de junio del 2015.

El ‘Empresario K’ logró, entre el 2007 y el 2015, contratos de obras públicas por unos USD 800 millones. Cristina de Kirchner ha dicho públicamente que son acusaciones falsas, que su fortuna es legítima y que es “perseguida política”.

La expresidenta de Argentina, así como su hijo Máximo Kirchner, son investigados por presunto lavado de activos y omisión en declaraciones de bienes patrimoniales. Dos de sus propiedades fueron allanadas en busca de pruebas.

Los ‘Panama Papers’ aportaron más pistas del caso. La firma M.F. Corporate Services, representante de Mossack Fonseca I., ayudó a crear las empresas ‘offshore’ de la Ruta del dinero K en Nevada, EE.UU. En ese país también hay una investigación abierta para determinar si esas empresas pertenecían a Báez y a otros empresarios. Según los ‘Panama Papers’, MF supuestamente intentó obstaculizar la investigación en EE.UU.

MF envió correos electrónicos a sus clientes aconsejándoles que ocultaran cualquier dato que no quisieran entregar a la justicia. En ese correo se lee: “Reiteramos una vez más la sugerencia de no mantener ninguna propiedad y/o ningún otro activo de cada compañía”. Y en otro, enviado el 8 de octubre del 2014, se dice a los clientes que contraten de forma individual abogados porque existe el riesgo de que se identifique a los propietarios de las sociedades y sus bienes.

MF, a través de un comunicado, negó que se haya obstruido la labor de la justicia e intentó desmarcarse de su oficina en Nevada, al decir que funciona de manera independiente. Pero entre los socios principales de la oficina en Nevada consta Ramón Fonseca, según la Declaración jurada sobre propiedad de acciones nominativas. Él también aparece como socio de la matriz en Panamá.

En contexto

En el 2013 se divulgó la investigación de la Ruta K. El periodista Jorge Lanata la lideró. El caso devino en varias indagaciones vinculadas, por varios delitos. Las firmas offshore que Lázaro Báez utilizó fueron credadas con la ayuda del estudio Mossack Fonseca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (3)