28 de septiembre de 2014 08:59

Lavrov cuestiona duramente a Occidente y lo acusa de arrogancia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
DPA
Nueva York

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, cuestionó hoy duramente a los países occidentales, al tiempo que su par alemán, Frank-Walter Steinmeier, acusó a Moscú de haber violado el derecho internacional e instó a no volver a la época de la Guerra Fría.


"La Unión Europea y la OTAN se engañan a sí mismos al considerarse supuestos guardianes de la democracia", señaló Lavrov en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, acusando a los países occidentales de actuar con arrogancia.

El ministro ruso dijo que su país rechaza la violencia militar, mientras que para Occidente se convirtió en una normalidad. "Ucrania se convirtió en víctima de esta política arrogante de Estados Unidos y la Unión Europea", añadió Lavrov, que aseguró que Occidente apoyó el "golpe de Estado" en ese país.

"Los nuevos gobernantes en Kiev utilizaron la violencia contra aquellos que querían defender su cultura y su lengua", apuntó. Para el ministro ruso, Estados Unidos y la UE sólo querían ampliar su poder geopolítico. "Y para eso violaron la Carta de la ONU y el acuerdo de Helsinki".

En su intervención ante la Asamblea General de la ONU, Steinmeier acusó a Moscú de haber violado el derecho internacional al haber modificado unilateralmente las fronteras en Ucrania tras la anexión de la península de Crimea.

"Debemos oponernos a este tipo de señales peligrosas", aseguró, y consideró que Ucrania necesita un alto el fuego duradero y una solución política para el conflicto con los separatistas en el este del país. "No debemos permitir que la antigua división entre este y oeste vuelva a las Naciones Unidas", aseguró Steinmeier.

Lavrov condenó además las sanciones que la UE, Estados Unidos y otros países establecieron contra Moscú. "Lo insensato y contraproductivo de aplicar sanciones unilaterales puede verse en las sanciones de Estados Unidos contra Cuba", apuntó. "La política de ultimátums y la filosofía de superioridad y dominio no se ajustan más al siglo XXI".

Haciéndose eco de las palabras de Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, dijo ante la ONU que Estados Unidos "infringió el derecho internacional" al lanzar ataques contra otros países o interferir en sus asuntos.

"El intento de desplazar a la OTAN hasta las fronteras rusas tendrá consecuencias graves para la paz y la seguridad internacional y para la estabilidad de Europa", agregó el funcionario cubano. Por su parte, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, fue más conciliador en su alocución y pidió que haya más esfuerzos diplomáticos y políticos y menos intervenciones militares para resolver las crisis mundiales.

"Estas cosas demoran y necesitamos paciencia. Pero la historia muestra que la violencia sólo genera violencia", señaló Wang ante la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. El funcionario chino dijo que por eso debe fortalecerse el rol de la ONU y del derecho internacional.

Además consideró que las alianzas de estados deberían tener un lugar más importante en la resolución de conflictos. "Las organizaciones regionales deberían ser más escuchadas e involucradas (...) Ellas pueden hacer frente a los problemas de una manera adecuada para la región y la cultura".

En otras intevenciones, el primer ministro indio, Narendra Modi, destacó hoy que toma en serio las conversaciones de paz con Pakistán, pero insistió en que ahora era el turno de Islamabad "de presentarse y crear la atmósfera adecuada".

"Nuestro futuro está relacionado con nuestros vecinos", dijo Modi ante la asamblea. "Quiero mantener conversaciones bilaterales con Pakistán para mejorar la amistad y la cooperación con toda seriedad y en un ambiente de paz y sin la sombra del terrorismo", agregó. Nueva Delhi se retiró de las conversaciones planificadas con Islamabad en agosto después de que Pakistán revelara su intención de consultar primero con los separatistas de Cachemira, una región en disputa entre los dos países.

En tanto, en su discurso, el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, criticó la decisión de India de boicotear las conversaciones. India y Pakistán libraron tres guerras desde su independencia de Gran Bretaña en su 1947.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)