9 de February de 2010 00:00

Laura Chinchilla anuncia una agresiva política de libre comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

San José.  Reuters , AFP y ANSA
mundo@elcomercio.com

La  Presidenta electa de Costa Rica ya tiene definidas las líneas maestras de lo que será su Ejecutivo.    

Laura Chinchilla señaló ayer que pondrá como prioridad de su gobierno el logro de tratados de libre comercio con la Unión Europea, China y otras naciones asiáticas. La política conservadora, muy  cercana al actual mandatario Óscar Arias, asumirá el 8 de mayo como la primera presidenta de Costa Rica en la historia, luego de  su rotunda victoria en las elecciones del domingo.

La estrategia de desarrollo de Costa Rica se ha centrado en los últimos años en apoyar a los sectores turístico y exportador, que envía principalmente frutas y café de alta calidad al exterior. Asimismo, fábricas de microchips se han instalado en el país gracias a los pactos de libre comercio.

“Para nosotros son temas prioritarios (...), el gran reto que tenemos en los próximos años es poder sacarle el mejor provecho posible a estos tratados comerciales”, dijo Chinchilla en una entrevista  en su casa, en los suburbios de la capital San José.
 
Actualmente están en marcha negociaciones para nuevos acuerdos que complementen los existentes, incluyendo el tratado de libre comercio entre Centroamérica y Estados Unidos, conocido como Cafta. Las negociaciones con la Unión Europea pudieran retomarse mientras Costa Rica y China sostienen rondas finales de negociaciones sobre libre comercio en San
José esta semana. Un acuerdo propuesto con Singapur está bajo revisión legal.

En otra entrevista con el Canal 7, Chinchilla, una mujer elegante y menuda de 50 años, señaló que “el diálogo tiene que convertirse en instrumento permanente para el ejercicio del poder”. Este estilo que de ella se espera en el ejercicio del poder contrastará con el del actual Gobierno, señala el politólogo Alberto Cortés,  crítico con el Ejecutivo de Arias.
A quienes  la habían criticado durante la campaña electoral de ser una marioneta del presidente Arias y de su hermano, ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, prometió “independencia” y transparencia .

Adicionalmente, Chinchilla anunció un gobierno “con alma de mujer” , y vaticinó que una de sus tareas más duras será la lucha contra el narcotráfico, por entender que deberá afrontar una “batalla final” que lanzarán esas organizaciones delictivas.

La Presidenta electa es considerada una experta en seguridad, tema que tuvo a su cargo durante la gestión de Arias. En cuanto a los problemas principales que deberá enfrentar en el gobierno, mencionó uno de los temas más debatidos en la campaña y, según encuestas, el que más preocupa a la mayoría de los habitantes, la seguridad y el narcotráfico.

Pero la agrupación de Chinchilla, el Partido de Liberación Nacional, no logró  la mayoría en el Congreso de 57 asientos. Por esa causa  necesitará de alianzas con la oposición para poder ratificar acuerdos comerciales.

Un posible acercamiento puede ser  con el derechista Movimiento Libertario. Chinchilla no quiso aclarar si buscaría una alianza con el partido, que quiere reformas económicas más profundas y ha propuesto desechar la moneda local y adoptar el dólar estadounidense. El agresivo apoyo de Arias al libre comercio provocó el descontento de un amplio segmento de la sociedad costarricense, que rechazó el Cafta  en un referendo en 2007.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)