1 de septiembre del 2015 00:00

Las casas de salud más grandes no operarán en sitios de riesgo

Hospital General de Cotopaxi

La ‘repotenciación’ del Hospital General de Cotopaxi se ejecuta a la orilla del rió Cutuchi, en Latacunga. Se prevé inaugurarla en diciembre próximo. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Estefanía Celi R.
Redactora (I)
eceli@elcomercio.com

Desde la Panamericana Sur, al otro lado del río Cutuchi, se distinguen las dos casas de salud más grandes de Latacunga: el Hospital General y el del Seguro Social.

Ambas fueron construidas a orillas de ese río, por donde se prevé que bajen los flujos de sedimento y lodo si el volcán Cotopaxi erupciona.

Por eso, deberán ser evacuados si llegara a cambiar la alerta en el proceso eruptivo. Hasta ahora se mantiene en amarilla.

Ya están listos los planes de contingencia para evacuar a los pacientes si la alerta cambia a naranja. También en el caso de que tenga que cerrarse por la roja. El plan contempla aumentar la atención en emergencias. La mesa de salud del Comité de Operaciones de Emergencias (COE) prevé que la demanda médica se multiplicará por tres.

El Hospital General es el más grande de la provincia. Tiene 154 camas y abarca consulta externa, emergencia y hospitalización. Si la alerta cambia a naranja, será evacuado hacia dos puntos: el Patronato Municipal y la Escuela Politécnica del Ejército (Espe).

Hugo Argüello, director del hospital, señaló que se ha previsto actuar en dos fases, de acuerdo con la magnitud del evento. En el Patronato se ubicará la atención obstétrica y de pediatría. Es decir, madres y neonatos de estancia corta. Hay dos quirófanos y espacio para 14 camas de hospitalización. Si es necesario luego se puede ubicar 20 camas más, en la segunda fase.

En la Espe, en cambio, se atenderá a los pacientes clínicos y quirúrgicos. En la primera fase habrá 52 camas y en la segunda llegará a 60.

Además se instalarán seis carpas en el estadio para la atención de emergencias y triaje (clasificación de pacientes), sala de espera, y una carpa para recibir a los pacientes y evaluar su condición.

La capacitación


De momento se trabaja en la capacitación del personal y de los pacientes sobre los procedimientos. Sobre todo porque la semana pasada, cuando hubo una falsa alerta de evacuación, hubo pacientes que salieron a la calle incluso sin quitarse el suero de la mano.

La familia de Javier Ante, de 25 años, por ejemplo, espera que él se pueda recuperar antes de que la alerta cambie. No saben aún qué le pasó, pues no puede mover las piernas, pero el día de la falsa evacuación fueron a tratar de llevarlo a una zona segura.

Ahora ya les informaron que si evacúan el hospital, ellos no necesitarán movilizarlo y pueden estar tranquilos. “Aún así toca estar pendiente de que lo muevan”, señaló su madre.

Pero además se está trasladando pacientes graves hacia Tungurahua y Chimborazo y reprogramando cirugías. Por ejemplo Mercedes Toaquiza, de 25 años, viajará este fin de semana a Ambato con su familia para que le operen de una fractura en la pierna.

El Hospital del Seguro Social, en cambio, será evacuado hacia el colegio Luis Fernando Ruiz. Allí se instalará una sala de emergencias y una de crisis para atender a los afiliados. Esa casa de salud tiene 91 camas y está ocupada en un 85%.

José Semanate, director provincial del IESS, señala que además se están preparando para realizar el jueves un simulacro de evacuación de todo el hospital. En ese colegio tienen capacidad para 12 camas y además han reservado 25 camas, respectivamente, en los hospitales de Ambato y Riobamba para trasladar a los pacientes.

También se debe instalar un generador eléctrico para que, si el servicio de electricidad se interrumpe, lo equipos puedan funcionar normalmente.

Mejoras del hospital

Al lado sur del Hospital General se construye un bloque de seis pisos. Es el proyecto de “repotenciación” de esa casa de salud. Los trabajos en el edificio y en el terreno no se han paralizado por la activación del volcán, pese a que está en zona de riesgo, en las orillas del río Cutuchi.

Antes en ese mismo terreno municipal funcionaba la morgue, canchas deportivas y la sede del sindicato del hospital.

La inauguración está prevista para diciembre y en el proyecto se han invertido alrededor de USD 18,9 millones.

El alcalde de Latacunga, Patricio Sánchez, señala que cuando él asumió su cargo (en mayo del 2014) se encontró con que la construcción ya se estaba levantando.

Si se terminan los nuevos bloques, hasta allá se trasladará todo el hospital público. La previsión es que habrá espacio para unas 200 camas, con lo que se busca mejorar la cobertura y el servicio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)