1 de November de 2009 00:00

Láser, efectiva solución para la piel

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El término ‘láser’ surge de ‘light amplification by stimulated emision of radiation’, que en español significa amplificación de la luz mediante una emisión estimulada por radiación. Se trata, por lo general, de un haz de luz con una longitud de onda entre los 400 y 700 nanómetros.



Tenga en cuenta

Evitar el sol.  Quienes se vayan a someter a un procedimiento con láser deberían dejar la exposición al sol de 8 a 10  días antes de la intervención. Después del tratamiento, los rayos solares están completamente contraindicados, de lo contrario no tendrá efecto.
  
Ojo con la edad. La especialista recomienda realizar procedimientos con láser a partir de los 18 años.

Cuando la luz es absorbida por la piel, esta actúa en los tejidos. Esta reacción se produce gracias a la presencia de elementos denominados cromóforos en la piel, que tienen la posibilidad de atraer longitudes de onda específicas, de un modo selectivo. Entre los principales cromóforos de la piel están: la hemoglobina, que se encuentra en los glóbulos rojos y, por tanto, en los vasos sanguíneos; así como la melanina que es el pigmento negro o marrón de la piel. 

Según explica la dermatóloga Dolores Fuseau, quien trabaja con láser de última generación, al conocer este fenómeno que se da entre los cromóforos y las ondas específicas de luz, se puede adecuar la luz láser para que emita una determinada longitud de onda que afecte terapéuticamente a un cromóforo específico, sin dañar el resto del tejido de la piel.



De esta manera, se utiliza, por ejemplo, el láser de  para tratar las manchas presentes en la piel, puesto que su sustrato es el pigmento marrón. Mientras que, para el tratamiento de lesiones vasculares, como las telangiectasias, se utiliza el láser de neodimio, cuya base es la hemoglobina.

Así,  para eliminar una mácula, se dispara el láser sobre ella. Este produce una pequeña costra, que, al caer, dejará un leve enrojecimiento que se irá con el tiempo. Entonces, la mancha habrá desaparecido,  ya que el láser destruye las células del pigmento. El paciente sentirá el calor en la piel, como un pinchazo. La especialista destaca que gracias a los nuevos avances los procedimientos son más cortos y en muchos casos no requieren anestesia.  

Beneficios

El láser de Erbium  permite realizar un ‘peelling’ superficial (retira una capa de la piel), uniformando el tono de la piel, aclarándola y eliminando arrugas delgadas. Además, según afirma la doctora Fuseau, la piel toma brillo y se ve más saludable. De igual forma, se emplea para combatir la flacidez, y para atenuar las cicatrices y estrías. También se obtienen resultados excelentes en la piel de las manos y el escote, ya que permite eliminar manchas ocasionadas por el sol y la edad. Incluso se ha usado este tipo de láser para incrementar el tamaño de los pechos.  

Por su parte, el láser de Neodimio es efectivo para eliminar telangiectasias (las telas de araña, venitas de la cara) y favorece también en el tratamiento de rosácea. De igual forma, se utiliza en las uñas de los pies para tratar las onicomicosis (infección causada por hongos), siendo muy aconsejable para los diabéticos. Fuseau actualmente realiza una serie de pruebas para determinar la efectividad de este procedimiento, sin acompañarlo con antibióticos o medicamentos tópicos.



“El láser es ideal para personas con piel clara. En la  tez morena se debe ser  muy prudente”.Consideraciones importantes
 
Aunque pueden  lograr increíbles resultados, los procedimientos con láser  son muy delicados y requieren excesivo cuidado, por lo que la especialista subraya que deben ser realizados únicamente por médicos y aconseja practicarlos a partir de los 18 años.

También se debe considerar que el láser, incluida la luz pulsada,  es ideal para personas  con pieles claras, de fototipo 1 y 2. En pacientes con piel más morena, más comunes en nuestro país, las precauciones deben ser mayores: “Hay que ser muy prudentes con el láser,  por ejemplo, es más aconsejable hacerlo en dos sesiones suaves que en una fuerte, para evitar  consecuencias que puede traer el  láser como el  enrojecimiento de la piel y la hiperpigmentación de rebote”, afirma la doctora Dolores Fuseau.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)