5 de marzo de 2016 12:12

Larriva: 'No pensé que el Presidente llegaría al extremo de descalificar a una persona por su dolencia'

Ingreso de Oswaldo Larriva a la sede de Alianza País en Quito, en la avenida De los Shyris, el 19 de mayo del 2015, cuando todavía pertenecía a ese partido político. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Ingreso de Oswaldo Larriva a la sede de Alianza País en Quito, en la avenida De los Shyris, el 19 de mayo del 2015, cuando todavía pertenecía a ese partido político. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 513
Triste 14
Indiferente 18
Sorprendido 12
Contento 30
Ana María Carvajal

Esta no ha sido la mejor semana para el asambleísta Oswaldo Larriva. Primero, por decisión de la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, le cambiaron de curul hacia el área de la oposición. Luego tuvo un encontrón con su colega Betty Carrillo, quien le dijo que debería abandonar su cargo por haber dejado las filas de Alianza País. Y finalmente, recibió con pesar la noticia de que el presidente Rafael Correa dijo que estaba “muy enfermo” y que por eso creía que “ya no era muy objetivo” como reacción al pedido que hizo de que la Comisión de los Derechos de los Trabajadores pidiera el archivo del proyecto de Ley para la Promoción del Trabajo Juvenil, Protección del Empleo y Seguro de Desempleo en el Pleno de la Asamblea.

La noche del jueves 3 de marzo del 2016, el Mandatario dijo textualmente: “¿Y por qué pide el archivo? Recién me entero. ¿Por qué, porque le da la gana? Eso ratifica la impresión que hace tiempo tengo de Oswaldo Larriva, que está muy enfermo, y yo creo que ya no es muy objetivo y está siendo utilizado, porque (su propuesta) no tiene razón de ser”. Agregó que Larriva toda la vida ha estado en el Partido Socialista y por eso calificó de absurdo que ahora se oponga a este proyecto que, según Correa, beneficia a los más pobres.

Larriva no había escuchado las declaraciones, pero cuenta que algunas personas se lo comentaron con indignación. El Asambleísta por Azuay enfrenta un fuerte tratamiento médico para combatir una leucemia que le fue detectada hace dos años. Recibe quimioterapia periódicamente en el hospital de Solca de Cuenca desde que fue diagnosticado y afirma que está saliendo triunfante de la enfermedad. Por eso dijo afectado: “no voy a descalificar al señor Presidente de ninguna manera y en ningún sentido, pero sí me duele que a mí, que he estado en Alianza País durante años, y que he buscado impulsar este proyecto que ha sido de confianza de muchos ecuatorianos, se me descalifique por mi dolencia. Ojalá él nunca tenga que pasar por una dolencia como esta que yo estoy tratando de superar".

Larriva considera que el proyecto también conocido como Ley de Optimización Laboral afecta a los trabajadores, a quienes dice haber defendido toda la vida y más en los últimos 50 años, como parte del Partido Socialista y del movimiento Alianza País y como un revolucionario convencido.

Por eso sugirió archivarlo o, en su defecto, proponer cambios al texto enviado por el Ejecutivo que impliquen que se reduzca el 25% del salario del personal de nivel jerárquico superior: ministros, subsecretarios, jefes departamentales, asambleístas, etc. en el Estado. “Eso significaría más de USD 80 millones que servirían para el seguro de desempleo” y así se evitaría que el 1% del dinero de cesantía de los afiliados vaya a un fondo solidario y siga perteneciendo a quienes lo generan. Para él, se deben buscar otras formas de fomentar el empleo, que no afecten a los trabajadores.

Admite que las diferencias de criterios son válidas, Larriva cree que “el hecho de que esté enfermo no significa que el Presidente pueda descalificarme por problemas de salud”.

Y como usuario de Solca se mostró molesto porque no se ha cumplido con los aportes para que la institución pueda atender con normalidad a enfermos de distintos tipo de cáncer, como el suyo.

Y pese a las dificultades continuará trabajando desde el nuevo ‘barrio’ al que le mandaron en el Pleno de la Asamblea. Esta fue una consecuencia que debió asumir luego de que decidiera no apoyar el proyecto de enmiendas constitucionales que aprobó el oficialismo el 3 de diciembre del 2015. Lo hizo porque cree que el paquete contenía cambios que afectaban a los trabajadores y derechos humanos y colectivos. Considera que le cambiaron de curul con el ánimo de mortificarlo y aunque cuenta que le incomoda por los peldaños angostos cerca del lugar, no se dejará afectar. “La Presidenta tiene autoridad para hacerlo. Lo he aceptado con modestia. Ellos piensan que ubicándonos ahí a Fernando Bustamante y a mí vamos a cambiar de proceder, pero de ninguna manera. Así me pongan en las barras altas, yo seguiré velando por los mejores intereses del país”, dice.


Lea también:

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (49)
No (10)