6 de junio de 2015 10:04

La música en vivo es un gancho para los locales en La Ronda

Para atraer a los clientes los locales de La Ronda, en el Centro Histórico de Quito, ofrecen música en vivo. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Para atraer a los clientes los locales de La Ronda, en el Centro Histórico de Quito, ofrecen música en vivo. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Éricka Guarachi
Redactora (I)

En La Ronda, en el Centro Histórico de Quito, el viernes por la noche se concentra una multitudinaria cantidad de personas que llega en busca de música, baile, comida y distracción.

La afluencia de turistas nacionales y extranjeros se evidencia en la cantidad . Así lo reconocen los propietarios de los locales y un "gancho" para los clientes es la incorporación de música en vivo.

En estos locales de La Ronda se puede encontrar géneros como baladas, salsa y música popular. Estos últimos géneros ponen a bailar a los clientes.

Uno de los locales es el Pondo de Barro, cuya propietaria es Miriam Guerrero, de 45 años. Ella explicó que el ofrecer música en vivo atrae a los usuarios.

Con la orquesta Los Estelares, la gente empezó a bailar en medio de las mesas. De toda edad, jóvenes y adultos se movieron con la canción Bailando, de Enrique Iglesias.

En La Ronda es común encontrar músicos con violines y guitarras tocando en la calle sus repeRtorios. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

En La Ronda es común encontrar músicos con violines y guitarras tocando en la calle sus repeRtorios. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Mientras unos bailan otros disfruta de las empanadas tradicionales o de un chocolate caliente.

A unos pasos en el restaurante Chulla Quiteño entran en grupos de personas. Al fondo del local toca una banda que incorpora el violín y la batería en la música tradicional.

Ricky Santana, cantante profesional guarandeño de vez en cuando toca en La Ronda. Los lugares sin música no son nada, sentencia Santana.

Guerrero comenta que los viernes siempre hay casa llena. Ella abre su negocio de lunes a jueves de 16:00 hasta las 24:00. Viernes y sábado hasta las 2:00 y el domingo hasta las 22:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)