1 de octubre de 2014 21:25

Las lagunas atraen visitas al parque Samanes

El agua es uno de los atractivos que se pueden encontrar en todo el parque en las lagunas y piletas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
El agua es uno de los atractivos que se pueden encontrar en todo el parque en las lagunas y piletas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Los ciclistas también tienen un espacio en el Parque Samanes. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Los ciclistas también tienen un espacio en el Parque Samanes. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Las lagunas que posee el Parque Samanes también son contemplativas, es decir muestran peces, que atraen a los visitantes. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Las lagunas que posee el Parque Samanes también son contemplativas, es decir muestran peces, que atraen a los visitantes. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Las tres lagunas del parque son las que copan la atención de los visitantes. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Las tres lagunas del parque son las que copan la atención de los visitantes. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Los botes del parque se pueden alquilar y están hechos con material reciclado. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Los botes del parque se pueden alquilar y están hechos con material reciclado. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
A más de las áreas recreativas, este espacio tendrá zonas destinadas al entretenimiento como los patios de comidas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
A más de las áreas recreativas, este espacio tendrá zonas destinadas al entretenimiento como los patios de comidas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 12
Contento 2
Elena Paucar. Redactora (I)
epaucar@elcomercio.com

La nueva área del espacio verde congrega a las familias y es una de las más visitadas. Desde el aire. Pablo Cisneros quiso llevarse a Los Ángeles una toma panorámica del parque Samanes.

El guayaquileño labora desde hace tres años en una empresa de tecnología en California (Estados Unidos) y planificó poner en su portal web el video de un sobrevuelo por la nueva zona del parque - norte de Guayaquil-, inaugurada el mes pasado por la Empresa Pública de Parques y Espacios Públicos.

Así que improvisó, junto a una jardinera, una pista de despegue para su drone, equipado con una cámara GoPro. “Esta es una obra gigantesca. Quiero llevarme este recuerdo al regresar”, dijo sin dejar de manejar un control remoto.

El Área Nacional de Recreación Samanes tiene 851 hectáreas (Cerro Colorado -265 hectáreas-, Reserva Forestal -130 hectáreas- y Parque Samanes -456 hectáreas). Una vez culminado el proyecto, Guayaquil contará con 5 m2 de áreas verdes y recreativas por habitante.

Hasta ahora solo se ha construido el 5% del plan, equivalente a 48 hectáreas. En el 2013 se abrió la primera fase de 57 canchas. Y desde septiembre los casi 150 000 visitantes de Samanes -por mes- tienen un nuevo espacio de entretenimiento. Son 31 hectáreas donde hay tres lagunas, ciclovía, pista de trote y dos canchas reglamentarias de fútbol.

Roberto Sánchez se equipó con su traje de atleta. Este manabita practica pentatlón y entrenó para un encuentro en Portoviejo en la pista de 2,9 kilómetros, con cubierta de caucho reciclado para amortiguar el peso de los deportistas. “Deberían construir espacios iguales en otras provincias”, dijo mientras detenía la marcha de su reloj. Hasta ese momento ya había recorrido 15 kilómetros.

Geovanny Roditti, gerente general de la Empresa Pública de Parques, asegura que trabajando en otros proyectos en Machala, Portoviejo y Tena, que integrarán parques, áreas verdes, zonas deportivas y plazas a otros servicios como escuelas y guarderías, según la necesidad de cada localidad. “Es difícil que por sus dimensiones se pueda encontrar otro referente en el país como Samanes. Pero en escala, para las ciudades, son proyectos muy grandes, de 40 o 60 hectáreas”.

En Samanes, la zona de lagos es una de las más concurridas por las familias. Entre áreas verdes resaltan tres lagunas de entre 2 000 y 4 000 m2. Las más pequeñas son contemplativas: hay peces y están rodeadas de bancos para descansar.

En la más grande se hacen recorridos en botes. Angie Pérez navegó con sus hermanos. Al final, lucían un poco empapados por los giros bruscos alrededor de las fuentes saltarinas instaladas en el centro del lago.

Junto a ellos, Wilfredo Pacheco compartía con su hijo. Él llegó desde la provincia de Orellana. “Allá también esperamos espacios como este”. Ramiro Benavides, administrador del área de lagunas, explica que tienen 30 botes ecológicos de pedal. El paseo, que dura 20 minutos, vale USD 4 para dos adultos o dos adultos y un niño.

Otras familias optan por simplemente recorrer la Gran Vía, el paso central del parque. Mercedes Alcívar y sus hijos viven en la ciudadela Samanes y ahora tienen una nueva rutina.

Todas las tardes caminan por este corredor de un kilómetro, rodeado por fuentes luminosas de agua. En una próxima fase, explica Roditti, construirán una concha acústica para conciertos y presentaciones artísticas, con capacidad para unas 10 000 personas. El área será de 14 000 m2 y solo el escenario de 180 m2. Se prevé que esta fase empiece en noviembre y concluya en julio de 2015.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)