16 de mayo de 2015 21:57

Cientos de azuayos recibieron a ‘La Churona’ en Cuenca

Eran múltiples las muestras de cariño. Algunos le lanzaban pétalos de rosas), otros papel picado o globos al aire. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

Eran múltiples las muestras de cariño. Algunos le lanzaban pétalos de rosas), otros papel picado o globos al aire. Foto: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo

Una noche abrigada llena de música religiosa, cánticos, plegarias y pirotécnia acompañan la procesión de la imagen de la Virgen del Cisne, que llegó a la capital azuaya a las 18:00 de este sábado 16 de mayo del 2015. Cientos de devotos participan en su recibimiento.

El punto de llegada de la réplica de la imagen de ‘La Churona’, como la conocen cariñosamente los fieles, procedente de la parroquia lojana de El Cisne, fue la iglesia de San Roque, en la parte baja de la ciudad. A esa hora, decenas de familias ya esperaban en las afueras para acercarse a la imagen y recibir su bendición.

Eran múltiples las muestras de cariño. Algunos le lanzaban pétalos de rosas), otros papel picado o globos al aire. 15 minutos después partió la procesión hacia la Catedral de la Inmaculada Concepción, ubicada en el corazón del Centro Histórico.

A lo largo del trayecto de menos de un kilómetro (avenida Loja, subida de La Condamine, Calle Larga, Padre Aguirre y Sucre) se iban uniendo los devotos: niños, jóvenes, padres de familia, adultos mayores, parejas, personas con capacidades especiales… casi todos portando velas en sus manos y gritando “Viva la Virgen María”, “Gracias por venir a Cuenca”.

Las arquidiócesis de Cuenca y Loja organizaron esta visita con más de un mes de antelación, como una forma de agradecer a los fieles por participar cada año en las peregrinaciones que se realizan en El Cisne y Loja, en los meses de agosto, septiembre y noviembre.

Por la gran afluencia de gente, casi dos horas le tomó llegar a la imagen hasta la Catedral. Ella viste con elegancia el traje típico de la Chola Cuencana, un velo blanco largo y un rosario de pedrerías. Mientras que su niño que lleva en los brazos fue vestido de Cholo.

Para la procesión se improvisó un altar de flores en la plataforma de un camión y era sostenido por dos personas. Policías motorizados y a caballos hicieron especies de calle de honor para controlar el orden y evitar que la gente se acerque demasiado.

Delante iban las bandas de pueblo de la Policía Nacional y otra de la parroquia Baños. La Catedral se abarrotó de fieles a las 19:00, una hora antes de que la imagen religiosa llegue a este sitio para la eucaristía. Al interior los fieles seguían el avance de la procesión a través de pantallas gigantes.

Inés Guamán, de 52 años, fue una de las que recibieron a la imagen en San Roque y acompañó en la peregrinación. En sus manos llevaba un cuadro grande de ‘La Churona’ y contó que el mimo día que supo que venía a Cuenca decidió que estaría presente en el recibimiento. “Ella es milagrosa y buena conmigo. En ella pongo mi vida y la de mi familia”, dijo.

En la Catedral, ‘La Churona’ fue recibida con abundantes fuegos pirotécnicos, danzas folklóricas y música. Monseñor Luis Cabrera ofreció la eucaristía y el templo iba a permanecer abierto al público hasta las 22:00, para que los fieles puedan venerar y dedicar sus espacios de oración.

A eso de las 20:30 una leve lluvia cayó en el Centro Histórico, pero no disminuyó la presencia de fieles en el lugar. Para mañana domingo 17 de mayo están previstas misas alas 07:00, 09:30, 11:00, 12:00, 17:00 y 20:00. En la mañana del lunes será la misa de Acción de Gracia y de despedida de la imagen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)