21 de diciembre de 2017 09:44

Cuatro claves del proceso de  destitución de Kuczynski en Perú

Kuczynski, que llegó al poder hace 15 meses, quedó en peores aprietos desde que la semana pasada Odebrecht documentó que le pagó cerca de USD 8 millones  a Westfield y a otras dos consultoras con las que el hoy mandatario tendría algún vínculo.  Foto: EFE

Pablo Kuczynski (centro) que llegó al poder hace 15 meses, tuvo más problemas desde que la semana pasada Odebrecht documentó que le pagó cerca de USD 8 millones a Westfield y a otras dos consultoras con las que el hoy mandatario tendría algún vínculo. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 10
Agencia DPA

El futuro del presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, se definirá hoy 21 de diciembre del 2017, cuando el Congreso, dominado por la oposición, vote un pedido de vacancia (destitución) en su contra por ocultar supuestamente nexos con la constructora brasileña Odebrecht, inmersa en varios casos de corrupción.

Los votos

Para analistas, la suerte de Kuczynski, economista liberal de 79 años, está echada, pues debido a la correlación de fuerzas en el Congreso todo apunta a que los partidos empeñados en destituirlo conseguirán los 87 votos necesarios (de 130)para lograrlo.

Fuerza Popular (FP),el grupo izquierdista radical Frente Amplio y el partido derechista Aprista Peruano han anticipado que votarán por la salida de Kuczynski independientemente de lo que argumente,con lo que,sumados parlamentarios de otras bancadas que piensan lo mismo,ya se pasa con holgura de los 87 votos.

Denfensa 

Antes de la votación que decida si tendrá que dejarle el puesto al vicepresidente Martín Vizcarra, el mandatario tendrá al menos 60 minutos para hablar ante el plenario.

Lo acompañará su abogado Alberto Borea, ex congresista, ex candidato presidencial y uno de los más destacados constitucionalistas del Perú.

"Voy a demostrar que no he cometido ningún crimen, no he cometido corrupción", ha dicho Kuczynski,quien reconoce que su consultora Westfield Capital sí asesoró a Odebrecht pero en momentos en que él se había apartado para dedicarse con exclusividad a ser ministro de Alejandro Toledo (2001-2006).

Kuczynski, que llegó al poder hace 15 meses y ha debido enfrentar desde entonces la ofensiva de un Congreso dominado por el partido derechista radical Fuerza Popular (FP), quedó en peores aprietos desde que la semana pasada Odebrecht documentó que le pagó cerca de USD 8 millones  a Westfield y a otras dos consultoras con las que el hoy mandatario tendría algún vínculo.

Más que la propia relación, lo que pone en riesgo al presidente es, según la oposición, la"incapacidad moral permanente" que se deriva de la supuesta intención de negar los vínculos.

Según Kuczynski, cuando fue ministro dejó la empresa en manos de su amigo chileno Gerardo Sepúlveda, quien en ese lapso hizo contratos con Odebrecht por casi USD 800 000  sin que él diera ayuda alguna desde el Gobierno.

Respecto a las otras dos empresas, el presidente niega que le pertenezcan y solo admite que fue consultor de Odebrecht en un proyecto de una irrigación de una vasta zona agrícola.

El esfuerzo del jefe de Estado por convencer con esos argumentos no hadado al parecer resultado, pues sus adversarios mantienen el discurso provacancia.

Para Kuczynski, quien ha alternado en su vida la política con la consultoría de inversión, el proceso es"un asalto al orden constitucional".

La sucesión

De darse la destitución, el cargo se daría al vicepresidente, Martín Vizcarra, por el resto del periodo, que culmina el 28 de julio de 2021. En caso de que no la acepte, asumiría Mercedes Aráoz, segunda vicepresidente. Sí los funcionarios rechazan el cargo, Luis Galarreta, titular del Congreso, sería quien asuma la Presidencia. 

Hasta hoy no está claro si la votación será el mismo jueves, pero todo señala que sí. Kuczynski podría convertirse en el cuarto presidente destituido por el Congreso, pues antes lo fueron José de laRiva Agüero, en 1823; Guillermo Billinghurst, en 1914, y Alberto Fujimori en 2000.

Éste último, preso desde 2007 por 25 asesinatos y dos secuestros por los que fue sentenciado a 25 años de cárcel, es el padre de la líder de FP, Keiko Fujimori. 

Odebrecht en Perú

Odebrecht, la mayor constructora de América Latina, admitió en 2016 que desde 2001 pagó sobornos por más de USD 785 millones en 12 países, diez de ellos latinoamericanos, para asegurarse la adjudicación de obras públicas.

Las investigaciones han derivado en hechos que van más allá de los sobornos, como la financiación de diversas campañas políticas o la generación de suspicacias que de momento no necesariamente caen en delitos tipificados, como las que rodean a Kuczynski.

En el Perú por Odebrecht está prófugo Toledo y preso el también ex presidente Ollanta Humala, mientras que otros líderes como el dos veces mandatario Alan García y Keiko Fujimori enfrentan

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)