10 de julio de 2017 06:44

La justicia británica dictamina que la venta de armas a Arabia Saudí es legal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

La venta de armamento del Reino Unido a Arabia Saudí es legal, según dictaminó hoy, 10 de julio de 2017, el Tribunal Superior de Londres, tras evaluar en secreto evidencias sobre un caso presentado por el grupo denominado Campaña en Contra del Comercio de Armas.

La corte rechazó que el Gobierno británico actuase ilegalmente al no suspender la comercialización de armamento a Arabia Saudí, que ha llevado a cabo unos ataques aéreos contra los rebeldes hutíes en Yemen causando miles de muertes civiles.

La Campaña en Contra del Comercio de Armas indicó hoy que recurrirá la decisión del Tribunal Superior y argumentó que el Reino Unido ha violado el derecho humanitario internacional, al negarse a suspender los permisos de exportación de equipo militar al reinado saudí.

Los jueces del Tribunal Superior de Londres defendieron su decisión, tras evaluar unas pruebas a puerta cerrada, pues no pueden ser divulgadas por razones de seguridad nacional.
Al argumentar su dictamen, los magistrados indicaron que el material aporta pruebas de que la decisión tomada por el Gobierno de no suspender las ventas ha sido "racional".

Pero Andrew Smith, miembro de la Campaña en Contra del Comercio de Armas, declaró a los medios de comunicación que el dictamen es "decepcionante".

"Si este veredicto es confirmado (por otra corte más alta), será visto como una luz verde para que el Gobierno continúe armando y apoyando dictaduras brutales y a los que abusan de los derechos humanos como Arabia Saudí", añadió Smith.

"Cada día escuchamos nuevas y horribles historias sobre la crisis humanitaria causada al pueblo del Yemen", subrayó.
Entre el equipo militar exportado figuran aviones de combate Typhoon y Tornado, así como bombas de precisión.

Las ventas a Arabia Saudí apuntalan miles de empleos en la industria del armamento del Reino Unido y han sido fuente de importantes ingresos para el país durante años.

La crisis civil en el Yemen responde a la actividad de los rebeldes hutíes, leales al expresidente Ali Abdalá Saleh, que iniciaron ataques en 2014 y que obligaron al Gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido por Arabia Saudí, a abandonar la capital, Saná, y a instalarse en la ciudad costera de Adén.

En los últimos años, Arabia Saudí y otros países musulmanes, en su mayoría suníes, apoyaron la campaña aérea destinada a restituir el Gobierno de Mansur Hadi.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)