26 de December de 2009 00:00

La Justicia frena la Ley de Medios del kirchnerismo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santiago Estrella Garcés. Corresponsal en Buenos Aires

Apenas dos meses pudo festejar el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por la nueva Ley de Servicios Audiovisuales. En una semana, tres fallos judiciales impiden su aplicación.
Al kirchnerismo tales noticias lo enfurecieron. Sobre todo porque esta Ley, aprobada en el Congreso el 10 de octubre pasado, se había convertido en su “madre de las batallas” para terminar con el monopolio mediático, fundamentalmente del Grupo Clarín, que controla el 60% de las comunicaciones en Argentina.

Fue precisamente el primer fallo, del 17 de diciembre, que respondió al pedido del Grupo a una medida cautelar. El juez federal Edmundo Carbone sostuvo que los artículos 41 y 161 iban en contra del artículo 3 del Código Civil: las leyes no tienen efecto retroactivo. Según los dos artículos: los medios debían desprenderse en el lapso de un año de sus frecuencias y que las transacciones debían ser conocidas y aprobadas por la Autoridad de Aplicación.

“El contenido de derecho constitucional de propiedad se sujeta con la noción de derechos adquiridos, o sea, de derechos definitivamente incorporados al patrimonio de una persona”, añadió.

Para el Gobierno, fue fruto del cabildeo que ejerció Clarín sobre el juez. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió públicamente a la Justicia que sea “independiente” de los poderes políticos y económicos.

Pero más duro fue Néstor Kirchner. “Son grupos monopólicos que no les interesa que haya una profundización de la democracia. Todo está bien si se hace de acuerdo con lo que ellos quieren: que el pueblo vote, elija un Presidente, pero quieren mandar ellos, se terminó acá la democracia, tiene que volver a las manos del pueblo como corresponde”.

También apuntaló al grupo desde la Justicia: “Espero que la justicia avance en los procesos de lavado de dinero que involucra al señor (Héctor) Magnetto (CEO de Clarín) y a otros de ese grupo que están en algún juzgado de Argentina. Porque ellos viven juzgando a los demás, pero es hora de ver quiénes son, cómo operan”.

Si desde la Justicia él recibió un revés, en lo económico tampoco le cierra las cuentas al Gobierno en esta guerra abierta con Clarín. Cuando la Asociación del Fútbol Argentino se asoció con el Gobierno para la transmisión del fútbol, terminando unilateralmente un contrato que tenía vigencia con Televisión Satelital Codificada (en la que tiene acciones Clarín), el déficit llegó a más de USD 47 millones.

El lunes pasado, sin embargo, el kirchnerismo tuvo su mayor golpe judicial contra la Ley de Medios. Una jueza de Mendoza, Olga Pura de Arrabal,  ordenó que se suspenda su aplicación en todo el país por pedido del diputado Enrique Thome.

Según la jueza, hubo “dudas” en la conformidad de la Ley con la Convención Americana de Derechos Humanos y que “dispone y decide aspectos que exceden la mera regulación de medios”.

Sin querer confirmarlo frente a la grabadora, congresistas del oficialismo comienzan a tomar distancia, al menos en este aspecto de los Kirchner. Sostienen que hicieron todo lo que se les había pedido, como sacar la ley sin ningún tipo de modificación, votar a libro cerrado. Pero ahora el costo político la debe cubrir la Casa Rosada.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en declaraciones radiales, sostuvo que apelarán ante los amparos, aunque en el fallo de Carbone tiene validación de una instancia superior. “Hay que mirarlos con prudencia, fuera   de jurisdicción, de arrogarse la representación de todo un país”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)