5 de febrero de 2018 10:26

Justicia británica decide el 6 de febrero si anula la orden para detener a Assange

Un funcionario de Estados Unidos dijo que no se pronunciará sobre si contempla presentar cargos contra Julian Assange. El fundador de WikiLeaks obtuvo la naturalización de Ecuador el 12 de diciembre del 2017. Foto: Archivo/ AFP

Julián Assange, cuya salud asegura es precaria tras más de cinco años de cautiverio, rechaza salir de la Embajada sin garantías porque cree que, si es detenido, afrontaría una posible extradición a Estados Unidos por las revelaciones de su portal. Foto: Archivo/ AFP

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Justicia británica decidirá el martes, 6 de febrero del 2018, si anula la orden de detención que impide al fundador de WikiLeaks, Julián Assange, salir de la Embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió en 2012 para evitar su extradición a Suecia.

El 26 de enero del 2018, el abogado de Assange, Mark Summers, solicitó a la Corte de Magistrados de Westminster que suspenda el mandato de arresto que no permite salir libremente al informático de la legación ecuatoriana.

El letrado hizo esa petición en nombre de su cliente con el argumento de que, dado que en mayo del 2017 Suecia clausuró el caso y suspendió su mandato de detención internacional, la orden británica sentido "ha perdido su propósito".

La vigencia de esta segunda orden, cursada por la propia corte de Westminster contra el periodista por violar su libertad condicional cuando se refugió en la Embajada, significa que si sale de la legación diplomática será apresado por la Policía.

El equipo legal de Assange declaró que su objetivo es "cuestionar el estatus de la orden" emitida en el Reino Unido porque las diligencias en Suecia "han finalizado".

Fuentes de la Fiscalía británica indicaron, a su vez, que Assange espera que se invalide el mandato de detención británica por el hecho de que "los suecos han confirmado que su orden de extradición no está activa".

Si el recurso del activista, de 46 años, tiene éxito y consigue la anulación de la orden de detención que pesa en su contra, en teoría podría salir de su refugio diplomático sin miedo a ser arrestado.

La Justicia sueca reclamaba a Assange desde 2010 por presuntos delitos sexuales cometidos en Suecia, que él siempre negó, pero el año pasado finalmente archivó la causa al considerar que no podía avanzar en la investigación.

Sin embargo, la Policía de Londres dijo que igualmente sería detenido si salía de la Embajada debido a que seguía vigente la orden de arresto emitida por Westminster.

En un intento por desbloquear la situación y que Assange pueda salir de su encierro, el Gobierno de Ecuador le concedió en diciembre la nacionalidad ecuatoriana y pidió para él estatus diplomático, pero el Ejecutivo del Reino Unido se lo negó.

Julián Assange, cuya salud asegura es precaria tras más de cinco años de cautiverio, rechaza salir de la Embajada sin garantías porque cree que, si es detenido, afrontaría una posible extradición a Estados Unidos por las revelaciones de su portal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)